Domingo 24 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Todo se sabe (Colombia Mundial)

Comparta este artículo ›

Columnista: Sonia Diaz Mantilla

Si sirve de consuelo, el comportamiento de algunos pocos colombianos en el Mundial de fútbol de Rusia, poco edificante en valores, también lo tuvieron otros latinoamericanos (que se sepa), y todo se termina conociendo en estos tiempos de exposición total de cómo actuamos, gracias a las redes sociales.

Machistas, maleducados, misóginos. Nos dicen de todo. Para algunos no hay que darle tanta atención al tema, otros creen que hay que enfocarse en las cosas positivas que hacemos (que son muchísimas más que las consideradas negativas), y que ya hay que parar esta picota pública.

Es la educación, dicen muchos, es la formación dicen otros tantos, entre los cuales me incluyo. Formar es distinto a educar. Uno puede tener grados educativos, un doctorado, pero ser un pésimo ciudadano, o para resumir una pésima persona.

Lo del ejemplo japonés salió a relucir nuevamente, porque mientras algunos se ideaban la manera de entrar trago a un estadio (lo cual estaba prohibido), o hacerle decir a otros groserías y sandeces en un idioma que no entendían, ciudadanos de aquella nación recogían los desechos que habían quedado del jolgorio del partido.

Cito solo para el anecdotario, algunos principios japoneses: siempre piensa en lo que el otro está sintiendo; si no es tuyo es de alguien; el orden, la disciplina, la tradición y la limpieza se preservan.

Como los japoneses se sienten de naturaleza divina por sus principios espirituales (hacen parte de la naturaleza), les debe parecer raro que haya quienes quieran dañar a otros o dañarse a sí mismos, por jugar. No sé, tal vez nos miraron con compasión cuando se enteraron de lo que les habíamos intentado hacer, ridiculizarlos.

Porque nosotros somos los más “avivatos”, los que no nos dejamos de nadie, los que si tenemos oportunidad para hacer algo incorrecto lo hacemos, lo importante es no dejarse pillar (en nuestra formación). Pero todo se sabe.

Lo que quedó expuesto, gracias a las redes es un modelo de formación de ciudadanos, que por fortuna no siguen todos los que habitamos este país, pero que se nos muestra para corregirlo.

Tu basura es tuya.

Publicidad
Autor: Sonia Diaz Mantilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.