Domingo 01 de Julio de 2018 - 12:01 AM

La selfie (el nuevo mundo mundial)

Comparta este artículo ›

Columnista: Sonia Diaz Mantilla

Poco nos estamos diferenciando culturalmente en los tiempos de las redes sociales y el uso de las tecnologías de la información. Yo prefiero ya hasta quitarles el apellido de sociales y tecnologías para la comunicación, porque es lo que menos estamos haciendo.

Escena 1. En casa, almuerzo de fin de semana, el celular al lado de los cubiertos. Unos riéndose solos (mirando el cacharro), otros mandando por redes el menú y los invitados (si es que nos caen bien), el de la esquina contestando al teléfono y TODOS comiendo solos, a tientas, sin mirar al plato, menos al vecino.

Escena 2. “Negra tú aquí no entras”. Nicole Valentina Jiménez, una colombiana que vive en Portugal desde los 5 años, fue golpeada por un funcionario de seguridad de los buses de Oporto, frente a varias personas. ¿Qué hicieron quienes observaban? Grabar el acontecimiento en sus dispositivos móviles y me imagino que hasta tomarse selfies con Nicole en el piso, llena de sangre y disminuida por su agresor.

Escena 3. Maradona (el futbolista) hace varios gestos obscenos en la tribuna de uno de los partidos de su equipo en Rusia. No se puede sostener en pie (por borracho, por drogo o por todas las anteriores) y al ver que lo graban algunos aficionados, lo sacan para que nadie se entere cómo está. Muy tarde, alguien grabó.

Indudablemente la telefonía móvil y las redes que con ella se pueden establecer, pueden hacernos mucho bien, si se usan correctamente y si comprendemos que nos agilizan la vida, nos colaboran en la tarea de conectarnos con los demás para hablar, para ayudarnos mutuamente, para relacionarnos. Pero ¿de cuánta fantasía nos estamos llenando?

Tener miles de seguidores en redes no asegura que uno tenga relaciones siquiera de amistad con nadie. En twitter, por ejemplo, a mucha gente se le sigue no porque se esté de acuerdo con ella, sino para saber cuándo podemos soltar el inodoro verbal que nos habita.

“¡No busques exhibirte! La persona sabia que ha conocido su esencia superior no se entrega al narcicismo ni se enaltece”. Lao-Tse.

Publicidad
Autor: Sonia Diaz Mantilla
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.