Viernes 06 de Octubre de 2017 - 12:01 AM

500 Años de la Reforma Protestante

Comparta este artículo ›

Columnista: Virgilio Galvis Ramírez

Este 31 de octubre se cumplirán 500 años del día en que Martín Lutero publicó en la puerta de la iglesia de Wittenberg las 95 tesis que resumían sus protestas contra la omnipotencia papal, los abusos y frivolidades de la alta jerarquía eclesiástica y denunciando racionales críticas a la Iglesia Católica del siglo XVI. Abolió el celibato por ir contra natura y aceptó el matrimonio sacerdotal.

Lutero (1483 –1546) fue un teólogo alemán, fraile agustiniano de carácter estoico, de reconocida inteligencia y capacidad de expresión, quien se formó en el seno del catolicismo y fuera enviado por su superior (1510) a conocer la vida en el centro del catolicismo: “el Vaticano”. Pudo en corto tiempo comprobar la distancia entre la opulenta vida de la jerarquía en Roma y los verdaderos católicos de pueblo en el mundo. Rápidamente encontró las inconsistencias e incoherencias de la Iglesia Vaticana para la época. De regreso a Alemania, centró sus escritos y discursos en criticar las grandes brechas como la venta de indulgencias para financieramente apuntalar al Vaticano con recursos de acaudalados feudales que podían “comprar” el perdón de sus pecados.

La posición de Lutero desde Wittenberg desencadenó el movimiento Reformista Protestante, que paulatinamente sumó adeptos igualmente inconformes que rechazaban la corrupción, la frívola vida y los actos libidinosos al interior del catolicismo.

La Reforma luterana suprimió la intermediación de la Iglesia entre los fieles y Dios al traducir la Biblia a los idiomas vernáculos para que se pudiese leer e interpretar por todos, y también proclamó la afirmación de que el hombre puede alcanzar la salvación solo por la fe. Sostuvo que avergonzarse del matrimonio era avergonzarse de ser humano o pretender mejorar la obra de Dios. Tener hijos era un deber; la castidad, un voto antinatural. En 1525 se casó con la monja Catalina von Bora, quien hizo parte activa de su Reforma.

Aunque fue excomulgado por el Papa León X, su liderazgo fue reconocido por gran parte de la población europea, lo que le permitió conservar su vida y mantener las ideas religiosas y políticas.

Hoy Lutero es sabiamente retomado por el Papa Francisco al pregonar austeridad, misericordia y lucha anticorrupción en la Iglesia y el mundo. “El dueño de un prostíbulo peca igual que un predicador que entrega un falso evangelio”, Martín Lutero.

Publicidad
Autor: Virgilio Galvis Ramírez
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.