El Ministerio de Justicia | Vanguardia.com
Lunes 13 de Marzo de 2017 - 12:01 AM

El Ministerio de Justicia

Comparta este artículo ›

Cuando la administración Uribe Vélez impulsó la eliminación del Ministerio de Justicia y dispuso centrar sus tareas en un viceministerio de la Cartera del Interior, hubo consenso entre los expertos en tal área del conocimiento y los conocedores de la administración pública que dicha decisión no era la más atinada, pues los asuntos de que se ocupa dicho ministerio eran sustanciales para la buena marcha del gobierno.

Años después se determinó que el Ministerio de Justicia volviera a formar parte de la administración central, pues fue evidente que su campo de acción es vital para el correcto funcionamiento del Estado, pero observadores advirtieron que no bastaba con que él existiera, sino que las circunstancias exigían que al frente de tal Cartera estuvieran personas expertas en Derecho, de talante y temperamento vital, compenetrados con su gestión, con vocación de servidores públicos, que tomaran como propias las necesidades del país en materias tales como el régimen carcelario, la política criminal, las reformas de la Justicia que exige el postconflicto y otros asuntos fundamentales para la buena marcha del Estado.

En mayo de 2016, asumió dicho cargo el exgobernador de Boyacá Jorge Eduardo Londoño, quien pocos días después de posesionado declaró una emergencia carcelaria para hacer frente a gravísimos problemas y carencias que hay en tal materia en el país. De los resultados de ello nunca tuvo conocimiento el conglomerado, y durante el lapso que estuvo desempeñando tal cargo poca y discontinua comunicación tuvo con la comunidad. Más allá de si fuera que por su carácter que hizo poco uso de los canales de comunicación con la ciudadanía, lo cierto son dos enseñanzas: al frente de tal ministerio se requiere a una persona que haga más presencia ante el país y que capitanee certeramente lo que debe llevarse a cabo para que el mañana tenga menos sobresaltos y carencias que el hoy.

Ya hay otro ministro de Justica, el exmagistrado Enrique Gil Botero. Tiene ante sí grandes desafíos que ojalá encare y resuelva atinadamente. El momento exige certeza, sensatez, amplia mirada y firmeza en la toma de decisiones en materias tales como la política carcelaria, el régimen de detención preventiva, el continente y contenido de los proyectos de ley relacionados con las medidas a adoptar en el postconflicto, entre otros.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.