Viernes 17 de Marzo de 2017 - 12:01 AM

El sistema penal acusatorio, al borde del abismo

Comparta este artículo ›

Colombia atraviesa una delicada crisis en materias cruciales para la buena marcha del Estado y para el cumplimiento de las funciones que como tal tiene ante la colectividad. Basta resaltar al respecto la honda crisis en que está sumergido el sistema penal acusatorio,que está al borde del colapso; además, la crisis carcelaria que no se expresa solamente en el agudo hacinamiento que hay en las prisiones y en las pésimas condiciones de todo orden en que están los detenidos, ya que hunde sus raíces en la falta de coherencia en la política criminal y en la política penitenciaria y, saltando a otro frente de la actividad estatal, la severa crisis del sistema de seguridad social en salud.

Centrando las ideas en la aguda crisis que vive el sistema penal acusatorio, puede manifestarse que hace años, en el momento en que se anunció su implementación, cuando se oían trompetas que anunciaban que era el bálsamo de fierabrás, el tónico que sanaría las grandes deficiencias que tenía la estructura judicial entonces vigente en lo penal y su sistema procedimental, voces doctas y equilibradas expusieron las razones por las cuales lo diseñado para reemplazarlo no llevaría al paraíso que sus entusiastas promotores anunciaban y en documentos e intervenciones académicas llenas de sensatas preocupaciones, expusieron sus argumentos, dieron sus razones y pusieron el dedo en la llaga de sus falencias y puntos débiles no en forma general y abstracta sino concreta y particular.

Hoy, años después, quienes analizan lo que ocurre con el sistema penal acusatorio vigente,advierten que éste a duras penas medio funciona, que está al borde del colapso

Como lo anunció el Fiscal General de la Nación públicamente, a dicho sistema o se le tratan ya los graves males y deficiencias que tiene, o colapsará y las consecuencias seránn inenarrables.

Efectivamente, los paliativos que con gran pompa se le han aplicado en los últimos años, anunciados como eficaces medicinas, han sido solo aspirinas para un enfermo muy grave.

Por eso o al sistema penal acusatorio se le hace ya una verdadera revisión a fondo, eficaz. El asunto no da espera. Basta revisar las cifras de congestión e ineficacia en que está sumido para tomar partido al respecto.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.