Un cese al fuego que se recibe con escepticismo | Vanguardia.com
Martes 05 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Un cese al fuego que se recibe con escepticismo

Comparta este artículo ›

Ayer el presidente de la República, Juan Manuel Santos, anunció que en la madrugada delegados del Gobierno y la guerrilla del Eln llegaron a un acuerdo de cese bilateral al fuego.

Según se dio a conocer, la medida comenzará a regir el 1° de octubre y estará vigente hasta enero del próximo año, de forma tal que se irá renovando en la medida en que se cumpla y se avance en los demás puntos de las negociaciones de paz con el Eln.

Durante este periodo, la guerrilla se compromete a cesar los secuestros, los ataques a los oleoductos y cualquier tipo de hostilidad contra la población civil.

El anuncio de este cese al fuego se da en el marco de la llegada a Colombia del papa Francisco, lo que supondría que el ánimo del país se encuentra en un modo de reconciliación. Pero desafortunadamente, el proceso de paz con las Farc dejó a un país desgastado y polarizado, a tal punto que hoy un anuncio que debería llenar a una sociedad de esperanza de que la lucha con la segunda guerrilla del país se acerca a su fin, se recibe con total escepticismo.

La falta de claridad de lo que ha ocurrido con el desarme de las Farc, donde las informaciones han sido confusas y la lentitud de la puesta en funcionamiento de la jurisdicción especial para la paz, y con ella la imposición de penas a los guerrilleros, ha hecho que los colombianos hayan perdido la confianza en estos anuncios.

Si bien la ciudadanía añora un paz definitiva y una erradicación completa de la lucha de guerrillas que tanto daño le hicieron por décadas al país, los errores cometidos durante el proceso de paz con las Farc hacen que el anuncio del fin de los combates entre el Ejército y el Eln se reciban sin júbilo.

Esta guerrilla debe ser consciente queel país no está dispuesto a ceder a incumplimientos de ningún tipo de acuerdo. Los líderes del Eln deben entender que no hay espacio para la falta de seriedad en las negociaciones, de modo que no hay lugar a errores ni a incumplimientos.

De todas formas, toda medida que salve vidas y permita acercar al país a terminar el conflicto armado es bienvenida. Esperemos que el Eln camine en el sentido correcto y honre su palabra de poner fin a los secuestros, los asesinatos y el ataque a la infrastructura que durante décadas han llevado su sello de muerte.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.