Un departamento devorado por la erosión | Editorial | Vanguardia.com
Martes 07 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Un departamento devorado por la erosión

Comparta este artículo ›

Desde cualquier ángulo desde donde se mire, la información debe generarle alarma tanto al ciudadano del común como a las instituciones oficiales de toda índole, locales y nacionales.

Tal como lo publicó Vanguardia Liberal hace pocos días, Santander es el quinto departamento en el país con más degradación de sus suelos debido a la erosión, con el 70% de su área total afectada por ese problema.

Problema que es tan grave, que el 7,9% tiene incluso una afectación considerada como severa o muy severa.

El estudio que llegó a tan preocupantes conclusiones, liderado por el Ministerio de Ambiente y ejecutado por el Ideam, incorpora también en su investigación las causas por las cuales los suelos de los departamentos colombianos pierden de manera acelerada su capa orgánica y estén en camino a convertirse en desiertos. Y esos motivos, la verdad son ampliamente conocidos, así poco y nada se haga para contrarrestarlos.

La deforestación creciente, indiscriminada e ilegal, los incendios muchas veces provocados a propósito para en teoría limpiar de maleza extensos terrenos, así como la sobreutilización de la tierra para proyectos agrícolas, se cuentan entre los responsables de liquidar la cobertura vegetal no solo de Santander, sino de Colombia entera.

Como sucede con tantos otros de los problemas que aquejan a este país, las causas se conocen y los síntomas son evidentes pero poco por no decir nada se hace para corregirlos.

En materia ambiental los colombianos, porque hay que incluir desde a los ciudadanos del común sin conciencia alguna por la Naturaleza que derrochan elementos vitales como el agua, no reciclan y arrojan sus basuras donde caigan, hasta a las autoridades oficiales con su mirada indolente; todos somos culpables del ‘ecocidio’ que se está cometiendo.

En otras palabras, se trata verdaderamente de un crimen que se ejecuta a diario millones de veces por parte de millones de individuos, sin pensar no solo en el planeta que ya no aguanta más abusos del ser humano, sino en lo que les espera a las próximas generaciones.

La erosión es apenas otra manifestación que junto al cambio climático, la contaminación masiva de mares y ríos y la extinción de especies enteras, se suma a ese extenso listado de abusos que más temprano que tarde se pagará en vidas humanas a menos que se tomen medidas radicales inmediatamente. Y eso incluye lógicamente a Santander.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.