Congresistas a prueba | Vanguardia.com
Domingo 12 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Congresistas a prueba

Comparta este artículo ›

La noticia de que existen 170 pro-yectos de ley represados en el Congreso por el ausentismo parlamentario, deja mucho qué desear de esa institución que cada día sale peor calificada dentro de los índices de aceptación y credibilidad ciudadana.

No hay derecho a que un país anhelante de reformas y de instrumentos legales que permitan vencer obstáculos, brindar garantías o extender la acción del Estado, tenga que verse sometido a un tortuoso y absurdo camino por culpa de unos representantes que no actúan como debe ser, que no se la juegan frente a las responsabilidades asumidas y que no son capaces de interpretar el clamor ciudadano para brindar soluciones oportunas a tantas necesidades apremiantes.

Los presidentes de las cámaras legislativas deberían presentar un balance semanal de la asistencia de los miembros del Congreso, para que la ciudadanía sepa de manera cierta quiénes son los que en verdad están cumpliendo con su deber, que sabemos son muchos, y quiénes son aquellos que evaden la responsabilidad, que son inferiores a sus compromisos y que esquivan el deber con el bien común para anteponer intereses personales o de grupúsculos políticos que desgraciadamente están demostrando que son la mayoría.

Estamos próximos a unas elecciones para un nuevo Congreso y creemos que ese dato de la asistencia sería muy oportuno para que los electores lo evalúen y pasen la cuenta de cobro a través del voto.

No es posible que un congresista que no ha estado dispuesto a cumplir siquiera con el elemental deber de asistir a las sesiones por lo menos para permitir el quórum de rigor que permita avanzar en el trámite de las iniciativas legislativas, le diga ahora a los ciudadanos anhelantes de cambio que su nombre constituye una opción para ser reelegido como parlamentario, o lo que resulta peor aún, para ser promovido de una a otra cámara.

Los presidentes Efraín Cepeda del Senado y Rodrigo Lara de la Cámara, deben tener el valor y el compromiso con los cargos que desempeñan para que le cuenten al país cuál es ese balance de la asistencia de los senadores y representantes a las respectivas sesiones, tanto de comisión como de plenaria.

El Congreso requiere renovarse con urgencia, y para ello necesita elementos serios y realmente comprometidos con la causa legislativa. El que no ha estado dispuesto a cumplir con su labor, bien puede irse antes de que el electorado le disponga la negación definitiva de su voto.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.