Colombianos aún no entregan las llaves | Vanguardia.com
Miércoles 15 de Noviembre de 2017 - 12:01 AM

Colombianos aún no entregan las llaves

Comparta este artículo ›

El pasado puente festivo, la Policía de Tránsito y Transporte entregó un balance de 38 personas muertas en accidentes en carreteras nacionales, y desafortunadamente el alcohol sigue siendo protagonista de muchos de estos hechos. Durante este amargo fin de semana, 220 conductores fueron sorprendidos manejando en estado de embriaguez.

Nada parece hacer entrar en razón a los colombianos, que siguen tomando el volante y consumiendo licor. Hace unos días, por ejemplo, las redes sociales difundieron el video de una pareja que casi atropella a un motociclista y que se encontraba en evidente estado de alicoramiento. Tras estrellar el vehículo, lejos de que sus alicorados ocupantes sintieran vergüenza, la emprendieron en insultos contra la Policía y la víctima, que fueron captados por el mismo motociclista agredido. Este hecho retrata claramente lo que aún hoy es una práctica generalizada en Colombia: manejar borracho sigue siendo un hecho frecuente frente al cual no existe ni censura social ni conciencia colectiva.

De nada ha servido el establecimiento de multas que van hasta los $30 millones y la cancelación definitiva de la licencia de conducción. En la realidad, estas penas no se están imponiendo y aunque se realizan retenes, no hay una aplicación severa por parte de los agentes de tránsito de este tipo de sanciones o, tristemente, aún impera la práctica de algunos de lograr que el agente pase la falta a cambio del pago de un soborno.

No han sido suficientes tampoco las cientos de historias de vidas destruidas por culpa de los accidentes de tránsito causados por conducir en estado de embriaguez. Ni las decenas de campañas que durante años se han hecho para que cuando se tome se entreguen las llaves. Ni mucho menos han bastado las sancione establecidas, que en cualquier país con una aplicación severa de las normas bastarían para abstenerse si quiera de intentarlo. Los colombianos siguen pensando que tomar y manejar no es tan grave.

Pronto empiezan las festividades de fin de año y con ellas las celebraciones. El llamado es a que exista conciencia de que tomar y manejar no es una opción y que no empañemos esta época que pronto inicia con la mala decisión de no entregar las llaves.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.