Domingo 04 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

¿Y quién controla a la Justicia?

Comparta este artículo ›

Esta semana se conoció que un juez de la República otorgó el beneficio de casa por cárcel a Enilce López, conocida como ‘La Gata’, ex empresaria del chance, condenada a 37 años de prisión por el homicidio de un operador de peaje en Sucre. Un juez de Barranquilla consideró que La Gata tenía complicaciones de salud que justificaban el beneficio, por lo cual López logró que la trasladaran a su lujosa mansión en Barranquilla. Pero ante este traslado, la Fiscalía expresó su desconcierto, pues no se entendió cómo se le otorgó este beneficio para trasladarse a un inmueble sobre el que pesa una medida cautelar de extinción de dominio.

Pero el caso de López no es exclusivo. Semana tras semana los colombianos somos testigos de cómo señalados delincuentes llegan a acuerdos con la Justicia, que les permiten grandes beneficios. La mayoría de las veces, estos delincuentes terminan pagando cortas condenas en sus lujosos domicilios y devolviendo sumas irrisorias al Estado. Este es el caso, por ejemplo, del exgobernador de Córdoba Alejandro Lyons, quien se comprometió a devolver cuatro mil millones del desfalco del que fue protagonista, cuando se estima que el monto de lo que desvió su administración fue del orden de los $80 mil millones. Y pagará solo cinco años de prisión, seguramente domiciliaria.

Es como si los jueces estuvieran enviando un mensaje a la sociedad de que el crimen sí paga.

¿Quién controla a estos jueces que constantemente benefician a los delincuentes? Basta recordar el caso, por ejemplo, del abusador de cientos de niños llamado ‘Lobo Feroz’, que fue dejado en libertad por la Justicia para seguir su carrera de aberración, dolor y daño por años, hasta que volvió a ser capturado.

Por supuesto que se entiende que la Justicia tiene mecanismos para beneficiar a quienes deciden colaborar y desmantelar a las bandas criminales. Pero estos beneficios son excepcionales y solo se otorgan cuando tal colaboración es efectiva, algo muy distinto a lo que parece estar ocurriendo con nuestros jueces, que hoy parecen decirle a esta sociedad una y otra vez que delinquir en Colombia sí paga.

Es hora de pedirle a la Justicia que sea consecuente y que regrese a su majestad, que pareciera ya olvidada.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.