Domingo 11 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Las consecuencias de un proceso incompleto

Comparta este artículo ›

 En el ejercicio de su aspiración a la presidencia, y en el marco de la transformación de las Farc a grupo político, Londoño fue recibido en varias ciudades donde intentó hacer proselitismo con abucheos y el lanzamiento de varios objetos.Ante las constantes agresiones, las Farc decidieron no hacer más apariciones en público, hasta tanto no se garantice su seguridad.

Estos hechos reflejan el difícil reto que tiene el país en este proceso de transición. Sin duda son muchos los errores que se han cometido en la implementación de los acuerdos de paz de La Habana y que hacen que hoy no se avance en el proceso de reconciliación nacional, como se debiera. Por supuesto que nadie discute la importancia de haber logrado el desarme de una guerrilla que por más de 50 años llenó de dolor y muerte a Colombia. Pero en su transición política, la improvisación y el afán del Gobierno de acelerar el cumplimiento de los acuerdos, aunado a los obstáculos que la oposición ha hecho en los trámites del Congreso, llevaron a que hoy se tenga a una guerrilla haciendo proselitismo político sin que hayan cumplido sus compromisos de verdad, justicia y reparación. Y esta situación es la que indigna a los ciudadanos.

Nada justifica los actos violentos, ni aún contra quienes fueron violentos con esa misma sociedad que hoy los condena. Eso es lo que diferencia a una sociedad democrática y civilizada, y con una institucionalidad lo suficientemente fuerte para preservar la integridad de cualquier ciudadano, inclusive de los más criminales. Y es deber del Estado preservar su vida. Pero tales comportamientos son la respuesta a la frustración ciudadana de que aún no se inicien los procesos de esa justicia transicional aprobada para investigar y sancionar a quienes fueron parte de las Farc y se vieron inmersos en los más atroces delitos. Ese debió ser el primer paso antes de permitírseles su participación política.

Verdad, justicia y reparación son los pilares sobre los que se construye un proceso de paz y sin los cuales jamás un país podrá dar un verdadero paso hacia la reconciliación. Eso es lo que todos los colombianos estamos esperando.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.