Jueves 12 de Abril de 2018 - 12:01 AM

Ventas informales en el Centenario, como en 1987

Comparta este artículo ›

Esta semana, la administración se tomó una decisión que ha recibido críticas negativas de la comunidad bumanguesa y es la de trasladar los vendedores ambulantes de la calle 35 a parques y plazoletas del centro de la ciudad, lo que para muchos es producto más de una improvisación que de un proyecto planeado y calculado.

Nadie está en desacuerdo con que se recupere la calle 35, y se aplaude una iniciativa en ese sentido, pero a la mayoría de los bumangueses les tomó por sorpresa la presencia de estos comerciantes informales en el parque Centenario, lo que inmediatamente hizo recordar tiempos en los que en ese mismo lugar funcionaba un informal terminal de transporte, el antiguo sanandresito conformado por centenares de casetas apiñadas por todo el parque y alrededor de esto, casas de lenocinio, habitantes de calle y toda clase de delincuencia.

Luego de que en 1987 se desocupara el parque por decisión de Plinio Silva Marín, alcalde de la época, las administraciones subsiguientes, e incluso el sector privado, han invertido grandes cantidades de dinero para recuperar el sector.

Al ubicar a los ambulantes en el Centenario, comenzaron a ponerse en riesgo más de 43 mil millones de pesos, cantidad que se ha invertido a lo largo de estos años en la recuperación del antiguo Colegio de El Pilar, hoy Centro Cultural del Oriente, en la remodelación del parque, en el nuevo Teatro Santander, en obras en las calles aledañas, etc.

Los gremios y la comunidad en general reaccionaron al unísono para llamar la atención sobre una decisión que la alcaldía asegura solo se mantendrá por cuatro meses, para luego ser reubicados en un lugar definitivo, aunque no se tiene claro cuál será este lugar.

Además, tampoco es muy claro si jurídicamente es viable determinarse el destino y uso, así sea temporal, del espacio público de la ciudad, como lo son los parques de Bucaramanga. Por supuesto que toda la ciudad quiere la recuperación del espacio público y una solución para los ambulantes, pero no a cualquier precio.

Independientemente de lo que piense la ciudad, el traslado ya se hizo y solo queda esperar que en un solo día no hayamos caminado tres décadas hacia el pasado en cuestiones de espacio público.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.