Miércoles 13 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Un nuevo Día sin Carro

Comparta este artículo ›

Se apresta hoy Bucaramanga a iniciar una nueva jornada de Día sin Carro, que irá desde las seis de la mañana hasta las ocho de la noche. La jornada solo se realizará en la capital santandereana, pues los alcaldes de los demás municipios del área metropolitana no se unieron a la medida.

Este día se realiza por disposición de los acuerdos 037 de 2012 y 006 de 2014 del Concejo de Bucaramanga y fue institucionalizado en el marco de la celebración del Día del Medio Ambiente. Sin embargo, aunque se entiende la intención de mejorar la calidad del aire y propender por acciones positivas en procura de un medio ambiente sano, a veces parece que son más las consecuencias negativas de un día como este que su verdadero impacto positivo.

Según lo han expresado los comerciantes a través de Fenalco, el Día sin Carro golpea de manera muy fuerte a restaurantes, tiendas y comercio en general, pues las ventas se van al piso, lo que se suma a dos días festivos que tiene junio y que también significan dos días menos de comercio. Y si agregamos la ley seca con ocasión de las elecciones del domingo, se sabe ya que este será un mes muy difícil para las ventas, que tratan de recuperarse en tiempos difíciles.

Esta es la segunda jornada sin carro que se realiza en la ciudad, pues un primer Día sin Carro se realizó el pasado 19 de abril, día en que el comercio reportó una disminución en las ventas del 74%.

Nadie discute la importancia de tomar medidas en aras de la protección del medio ambiente. Lo que se discute es si este Día sin Carro es lo que realmente necesita la ciudad, pues las mediciones que siempre se realizan tras este día dan cuenta de una disminución (obvia) de los niveles de ruido y una leve mejora en la calidad del aire, pero ninguna de estas medidas es de gran impacto si no se mantienen en el tiempo.

¿No sería mejor hacer todos los días verdaderos controles a vehículos contaminantes? ¿No sería más efectivo que las autoridades ambientales sancionaran a las empresas que contaminan diariamente ante los ojos de todos? ¿No es mejor que se sancione con severidad a quienes desechan escombros y residuos a las fuentes hídricas? ¿No será un mayor aporte al medio ambiente hacer cumplir la obligación de reposición de especies por cada árbol talado en la ciudad?

Un tema que vale la pena debatir.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.