Sábado 23 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Una lucha larga, infructuosa, mal planteada

Comparta este artículo ›

Se ha conocido el texto del estudio “Informe del gasto del Gobierno de Colombia en la lucha antidrogas 2013 -2015”, hecho por Planeación Nacional, Fedesarrollo y la Fundación Ideas para la Paz, documento cuyo contenido y conclusiones no solo son reveladores, sino que preocupan profundamente, pues llevamos ya más de 40 años sufriendo el flagelo del narcotráfico, luchando contra él y cada vez es más palpable que los combates llevados a cabo han sido y siguen siendo infructuosos.

El estudio resalta que pese a la experiencia que se ha acumulado a lo largo de décadas, hay mucha dispersión del esfuerzo estatal, programas que se diseñaron pero no se ejecutaron, centralización de recursos y proyectos, baja especialización de las entidades encargadas de tales labores, atomización de programas, es decir, que las cosas no han funcionado pese a haberse invertido entre 2013 y 2015 un billón de pesos por año, pues seguimos en una situación semejante a la que había a finales de los años noventa del siglo pasado, cuando se llevaron a cabo los paros cocaleros. En resumen, el asunto es grave y no se ve luz al final del túnel, pues el área dedicada a los cultivos ilícitos ha aumentado en unas 30.000 hectáreas.

Aterra que más de 40 años después de haber empezado la lucha contra los cultivos ilícitos, pese a haber sufrido el país tanto durante dicho lapso e invertido tanto dinero en ello, el Ministro de Defensa manifestara en días pasados que es necesario “fortalecer las capacidades institucionales y focalizar los esfuerzos”.

Es decir, que durante casi medio siglo de lucha contra tal flagelo solo hemos hecho “ saludos a la bandera” y el eje de tal desastre sigue siendo la ausencia del Estado en la periferia nacional. O sea, hemos gastado no se sabe cuántos billones de pesos en casi medio siglo y no hemos logrado avanzar. ¿Por qué? Porque nuestro Estado siempre ha apuntado a objetivos equivocados.

Mientras no haya presencia del Estado en la periferia del territorio, no se hagan allí carreteras, no se dedique dinero a educación, salud, modelos productivos, etc., seguiremos en “medio de la nada”.

Hemos cometido gran número de pecados en la táctica y la estrategia de la lucha contra los cultivos ilícitos y seguimos, tozudamente, cometiendo reiteradamente pecados mortales.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.