Viernes 29 de Junio de 2018 - 12:01 AM

Juego sucio con Barichara

Comparta este artículo ›

Santander no podrá descollar en materia turística, lo que sería su gran redención económica, si las cosas siguen como van. Barichara, por ejemplo, está dotada por la naturaleza y por lo que hizo la mano del hombre que en nuestros riscos vivió hace varios siglos, para que se pueda convertir en el siglo XXI en un hermoso destino turístico nacional e internacional. Lo tiene todo para ello, menos el agua, fundamental para lo que anhela llegar a ser. Sus gentes lucharon durante años para que las autoridades departamentales ordenaran la construcción de un acueducto digno. El gobierno departamental, en diciembre de 2011, firmó el contrato de obra para la construcción del acueducto para los municipios de Barichara y Galán.

Desgraciadamente en nuestro país las cosas no solo son difíciles de hacer por la topografía del terreno, sino por sumandos tales como la parsimonia, el factor humano que pone palos a la rueda en los trámites administrativos y, además, la cultura del entorpecimiento con maniobras abogadiles y el uso amañado de las normas que conforman el estatuto de contratación con el Estado. Tal telaraña de cosas hacen que hoy, seis años y medio después de haberse firmado el contrato para la construcción de dicho acueducto, la obra ni siquiera haya comenzado.

Algo huele mal: hace varios años se adjudicó la construcción de la obra y se entregó el anticipo, dinero público que se volvió humo. Ahora se discute si tal dinero se entregó conforme a Derecho o indebidamente. Lo cierto es que se evaporó y la obra no se ha ejecutado.

En tanto, Barichara sigue sin acueducto, los inmuebles de su casco urbano, los hoteles y hostales, sin servicio de agua. ¿Puede acaso desarrollarse seriamente el turismo allí, si no hay acueducto?

Hay muchas cosas que aclarar en este caso y debe ejercerse celosa vigilancia sobre la declaración de caducidad del contrato celebrado con una raquítica forma asociativa precaria llamada “Unión Temporal Aguas para Barichara”, exigir la responsabilidad de quienes la integran, la devolución de los casi cuatro mil millones de pesos que ella recibió; deben actuar la Procuraduría, la Contraloría departamental, la Contraloría General de la República, la Fiscalía, adelantarse procesos disciplinarios, penales, administrativos y civiles, pues de Barichara y de Santander nadie debe seguir burlándose impunemente.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.