Martes 03 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Un patrimonio que hay que defender

Comparta este artículo ›

Tantas décadas de guerra en nuestro país hicieron que muchos lugares de nuestra inmensa geografía nacional fueran desconocidos para los mismos colombianos. Incluso muchos desconocían su misma existencia. Pero la inmensidad y el valor infinito de este patrimonio de los colombianos siempre ha estado ahí, y hoy la Unesco lo reconoce.

El pasado fin de semana, el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco declaró al Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete patrimonio mixto mundial de la humanidad. Este parque, declarado parque natural en 1989, es la reserva de biodiversidad más grande de Colombia, pero con esta declaratoria de la Unesco se reconoce no solo su riqueza en biodiversidad sino también cultural, pues en esta zona existen rastros de la presencia de pueblos indígenas Uitoto, Caribe y Arawak, que aún no han sido contactados y a los cuales se quiere proteger. En Chiribiquete se conserva la muestra de arte rupestre más grande del mundo: 50 paneles de 7 metros de alto, con aproximadamente 70.000 pinturas que datan desde el paleoindio hasta épocas recientes. Son cerca de 4,3 millones de héctareas el espectro que conforma a Chiribiquete, ubicado en los departamentos de Guaviare y Caquetá.

De modo que estamos ante el reconocimiento de una zona cuya importancia es invaluable para nuestra nación y el planeta, y el reto como país para su conservación es inmenso e inaplazable. La principal amenaza a esta riqueza es la deforestación, impulsada por la praderización, la utilización de los suelos para ganadería extensiva y el comercio ilegal de maderas y especies. Pero lo más preocupante aún es la extensión de los cultivos de coca, pues mientras en 2012 se habían registrado 1.864 hectáreas de cultivos ilícitos en la zona, para 2016 estos cultivos habían crecido un 70%.

Tenemos un inmenso reto como nación frente a la preservación de esta tierra increíble y maravillosa que tenemos en nuestro territorio. Según cifras del Ideam, 220 mil héctareas de bosque fueron deforestadas durante el 2017. No podemos permitir que este patrimonio de todos se destruya ante la mirada complaciente de los colombianos. Es nuestra responsabilidad preservar esta inmensa riqueza para nosotros y para las generaciones venideras.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.