Jueves 26 de Julio de 2018 - 12:01 AM

Rotundo rechazo al secuestro

Comparta este artículo ›

Este fin de semana se conoció la preocupante noticia del secuestro del comerciante Marco Tulio Cáceres Herrera, en inmediaciones de la vía Curos-Málaga. El hecho ocurrió sobre la madrugada del pasado sábado, cuando el comerciante se dirigía al municipio de Santa Bárbara a comprar víveres. Ante el plagio, Ejército, Policía y el CTI de la Fiscalía desplegaron un intenso operativo, que terminó con el rescate del ciudadano y la captura de tres personas presuntamente vinculadas al Eln. Uno más fue dado de baja, mientras un soldado resultó herido. Por la libertad del comerciante los delincuentes pedían mil millones de pesos.

Preocupa profundamente que como país volvamos a estos hechos. Desde hace tiempo la guerrilla del Eln ha insistido en mantener la barbarie del secuestro, a pesar de su presencia en la débil mesa de negociaciones que adelanta con el Gobierno. Hoy debemos pedirle a la fuerza pública que intensifique las acciones en contra de la delincuencia, pues como región y como país no podemos retroceder a esas terribles épocas en las que los colombianos no nos atrevíamos a transitar por las carreteras por el miedo a ser secuestrados.

Son también preocupantes las informaciones según las cuales el guerrillero dado de baja, alias ‘El indio’, sería un exmiembro de las Farc que se habría beneficiado del proceso de paz, para luego unirse a las filas delincuenciales del Eln.

La demora en el cumplimiento de los acuerdos de paz, la lentitud de la Justicia Especial para la Paz, la corrupción denunciada en los contratos de ejecución de los acuerdos, o simplemente el querer continuar en el andar delictivo, tras la burla a los beneficios de los diálogos de paz, han hecho que antiguos combatientes de las Farc se unan a otras bandas delincuenciales, lo que hace temer un resurgimiento de la violencia y del regreso a las prácticas de esta guerrilla, marcadas por el secuestro, la extorsión, el robo de ganado, los atentados, etc.

Hoy como nunca antes es necesario que el país avance pronto en el cumplimiento de los acuerdos de paz, dentro de un marco de verdad, justicia y reparación, como es la intención en un acuerdo de esta índole, y que al mismo tiempo se arrecie en la defensa de los colombianos y en combatir a la delincuencia, pues no podemos volver a un pasado de miedo ni permitir que los violentos vuelvan a adueñarse de nuestra región.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios