Martes 21 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Márquez, otra prueba para la paz

Comparta este artículo ›

Según lo confirmó a los medios de comunicación Victoria Sandino, senadora del partido de las Farc, al menos Iván Márquez y Hernán Darío Velásquez, alias ‘El Paisa’, abandonaron hace ya varios días la zona de reincorporación de Miravalle en Caquetá.

El caso reviste importante gravedad debido a que Iván Márquez, cuyo nombre de pila es Luciano Marín Arango, es actualmente miembro de la Dirección Nacional de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, luego de haber sido miembro del Secretariado de las Farc. Márquez fue, además, el jefe de la delegación de paz en La Habana y quien representó a su movimiento en las recientes ausencias de Rodrigo Londoño por enfermedad.

La relación de Márquez con la institucionalidad, tras la firma definitiva de los Acuerdos de Paz en el Teatro Colón, el 24 de noviembre de 2016, ha sido conflictiva, desde que fue capturado Jesús Santrich a comienzos de abril pasado. Primero Márquez anunció su retiro hacia Caquetá y semanas después informó sobre la negativa a tomar posesión de su curul en el Senado de la República, ahora se aísla por completo y parece pasar a la clandestinidad junto con ‘El Paisa’ y, según se asegura también, en compañía de alias ‘Romaña’, dos exguerrilleros recordados precisamente por su radicalidad y operaciones violentas.

El nuevo partido de la Farc no puede pensar que la acción de estos tres hombres puede explicarse con un simple comunicado. En momentos en que comienza un nuevo gobierno, no propiamente de acuerdo con buena parte de lo firmado en La Habana y el Colón, y frente al difícil proceso de implementación de la paz, no puede dejarse caer sobre la Nación la duda de si está comenzando a operarse desde la clandestinidad con figuras del calibre de Iván Márquez y sus acompañantes.

Lo que el país espera es que de ambas partes se actúe con responsabilidad frente a lo acordado y eso incluye muy especialmente a quienes fueron los comandantes de la guerra y de quienes se espera que lideren también a su misma gente hacia la paz, pero desde la institucionalidad, como fue su compromiso, y no desde la clandestinidad.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios