Viernes 07 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

¿Estamos preparados para la posible llegada de “El Niño”?

Comparta este artículo ›

El país ha vivido en los últimos meses calamidades y situaciones dramáticas generadas por abundantes lluvias en distintas regiones de nuestro territorio, inundaciones, avalanchas como la que sufrió Mocoa, fuertes vientos, derrumbes, crecidas de ríos y quebradas y ahora se considera que muy probablemente en los próximos meses suframos las consecuencias del fenómeno de ‘El Niño’, que consiste en el calentamiento anómalo de las aguas superficiales del Pacífico tropical, que alteran la circulación atmosférica, produciendo una temporada de sequía, de muy pocas lluvias, que produce trastornos en la agricultura, bajas en el nivel de los embalses, afectaciones en la economía, etc.

Ello ocurrirá en la región de nuestras cordilleras, donde se concentra cerca del 80% de la población colombiana; en tanto, en los piedemontes amazónico y llanero, habrá aguda cantidad de lluvias.

Ello forma parte de la alteración de las condiciones atmosféricas o del clima, hecho recurrente, que se presenta en forma cíclica, cada vez con mayor agudeza.

Tales alteraciones del clima son distintas del cambio climático, con el que no deben confundirse, así ocurran paralelamente.

El cambio climático sucede en forma paulatina y permanente, durante un muy largo espacio de tiempo, alterando y lesionando las condiciones que son fundamentales para la supervivencia de la especie humana. El calentamiento global está siendo acelerado por numerosas actividades y prácticas humanas, que alteran los ecosistemas terrestres.

A partir de octubre o noviembre, habrá alteraciones climáticas como ocurrió entre 2010 y 2012 y, entre 2014 y 2016, generadas por los fenómenos de ‘El Niño’ y ‘La Niña’.

‘El Niño’ seguramente volverá antes de finales de 2018 y afectará diversos sectores productivos del país, en especial al agropecuario, el abastecimiento de agua para la población y la generación de energía, etc.

¿Están preparados los sectores productivos, el sistema de salud, el abastecimiento de agua y energía, el Sistema Nacional de Riesgos de Desastres, etc., para hacerles frente a las anomalías atmosféricas que seguramente nos esperan? ¿Qué planes de contingencia se han implementado? En los meses que siguen la realidad demostrará si hemos aprendido la lección, si seremos capaces de lograr disminuir el impacto de estos fenómenos climatéricos que en las últimas décadas han ocurrido, recurrentemente.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN EDITORIAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios