Martes 12 de Julio de 2016 - 04:22 PM

90% de las víctimas en Santander siguen esperando una indemnización

La Ley de Víctimas encara los cinco últimos años de su vigencia, tasada en una década, con el reto para Santander de acelerar las reparaciones administrativas, que llegan solo al 10%. Este martes, el director de la Unidad, Alan Jara, entregó en Bucaramanga 400 indemnizaciones más.

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
90% de las víctimas en Santander siguen esperando una indemnización
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

Las 400 víctimas que se reunieron en la biblioteca Gabriel Turbay de Bucaramanga recibieron de Jara los documentos en los que se les entrega una ‘dignificación’ económica por un valor total superior a los $3.101 millones.

Con este rubro, se pretende que quienes sufrieron la agudeza del conflicto armado colombiano tengan “una ayuda para impulsar sus vidas”, lo que no significa “una compensación por el dolor sufrido”, aseveró Jara.

Con estas 400 personas indemnizadas, que viven hoy en Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Lebrija, la Unidad de Atención a Víctimas completa en Santander 17 mil reparaciones económicas, para las que se destinaron $113.834 millones.

Sin embargo, el universo calculado de víctimas en Santander llega a más de 170 mil personas, lo que plantea un desafío con el tiempo que queda de vigencia de la Ley de Víctimas, que es de carácter transitorio.

El tema para Jara trasciende al ámbito nacional, pues sostiene que “la dimensión sobrepasó a lo previsto”, ya que se han hallado “más del doble de víctimas del cálculo que teníamos inicialmente. Eso implica el doble de gastos y el doble de esfuerzo estatal”.

A su vez, Luis Alfonso Aparicio, director regional de la Unidad, sostuvo que la reparación no se mide únicamente en el recurso entregado, sino en que se han podido aplicar “medidas de garantías de no repetición, oferta institucional y atención psicosocial a las víctimas”.

Sin embargo, el director nacional y exgobernador del Meta aseguró que se buscarán nuevos recursos de la comunidad internacional, del presupuesto interno y “también de los victimarios, que son quienes deben ayudar a reparar”.

Jara, quien vive una semana muy especial pues el 15 de julio se cumplen 15 años de su secuestro por parte de las Farc, argumenta que “ya se hizo lo más difícil que fue crear la norma y el resultado más importante es el empoderamiento de las víctimas: estas personas conocen la ley y exigen su cumplimiento”.

Santander constituye un caso especial dentro de la misión de reparar a los afectados por el conflicto. Al no haber tenido un escenario fuerte de victimización que sí tuvo, por ejemplo, Chocó, la región y en especial Bucaramanga son escenarios receptores de las víctimas.

Publicidad
Publicada por: JULIÁN AMOROCHO BECERRA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.