Polémica por impuesto a contratistas en Bucaramanga enfrenta a concejales y la Alcaldía | Política | Vanguardia.com
Miércoles 14 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Polémica por impuesto a contratistas en Bucaramanga enfrenta a concejales y la Alcaldía

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL.
El Concejo anunció que llamará a control político a la Secretaria de Hacienda municipal, para revisar la legalidad del cobro del impuesto a las profesiones liberales.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL.)
Mientras el Concejo advierte que el cobro del impuesto de industria y comercio a las profesionales liberales es irregular por falta de reglamentación, la Secretaría de Hacienda insiste en que el recaudo es legal, porque se trata del acatamiento de la reforma tributaria.

El inicio del recaudo del impuesto de Industria y Comercio a las profesiones liberales (o actividad de servicio independiente) en Bucaramanga suscitó una nueva discusión entre la administración municipal y el Concejo.

Lea también: Personería capacitó a comunidad rural en peajes, impuestos y licencia ambiental

Mientras el cabildo municipal insiste en que el recaudo de este impuesto debió ser previamente aprobado por el Concejo antes de ser puesta en marcha, la Secretaría de Hacienda de Bucaramanga argumenta que el cobro es un mandato de la reforma tributaria y, por lo tanto, no se necesita ningún trámite previo en el Concejo.

“Ese cobro es ilegal, porque el Concejo no ha aprobado la reforma tributaria, el Concejo no ha reglamentado nada todavía, por lo tanto, no se puede cobrar ese tributo, porque como no está legalizado por el Concejo, entonces por ahora no se puede cobrar, indicó Nancy Elvira Lora, presidenta de la corporación.

Según Lora, el cobro del impuesto a profesiones liberales en Bucaramanga solo se podrá implementar hasta la próxima vigencia.

“Las personas que están obligadas a declarar deben esperar a que la administración baje el proyecto y en caso tal de que el Concejo lo llegue a aprobar, tendrá que ser cobrado hasta el año entrante, porque estos recaudos no son retroactivos”, agregó la cabildante del Partido Liberal .

“Lo dispuso la ley”

Por su parte, la Secretaría de Hacienda municipal, en cabeza de Olga Chacón, discrepó de los argumentos del Concejo de Bucaramanga, al considerar que la reforma tributaria fue aprobada mediante una ley y que la ley está por encima de un acuerdo municipal.

“El cobro de los impuestos a las profesiones liberales viene producto de una ley como la reforma tributaria, y las leyes son de obligatorio cumplimiento y están por encima de un acuerdo municipal. Además en el actual Estatuto Tributario del municipio se contempla esa tarifa y por lo tanto, solo lo estamos acatando”, indicó la secretaria de Hacienda, Olga Chacón.

A pesar de la insistencia de la Alcaldía de Bucaramanga en la legalidad del cobro, decidió aplazar el inicio del recaudo del impuesto hasta el próximo 22 de mayo, al considerar que falta información a la ciudadanía sobre el tema.

“Por ser primera vez, y por la desinformación que aún existe con respecto al cobro de este gravamen, la Alcaldía de Bucaramanga decidió aplazar la entrada en vigencia del cobro del impuesto de profesionales libres hasta el próximo 22 de mayo, previa una nueva fase de socialización a la ciudadanía”, afirmó la Secretaria de Hacienda municipal.

¿Quiénes deben pagar el impuesto?

Con la entrada en vigencia de la reforma tributaria aprobada en el año 2016, el Ministerio de Hacienda amplió el universo de las actividades de servicios sobre las que recae el impuesto de Industria y Comercio.

Es así como todos las personas que obtuvieron ingresos por medio de un contrato de prestación de servicios durante 2017, bien sea en contratación pública o privada, deberá declarar y pagar este año el impuesto de industria y comercio al municipio.

De acuerdo con lo informado por la Administración Municipal, se estima que más de 38 mil ciudadanos en la capital santandereana están obligados a cancelar este impuesto.

“Este gravamen se aplica ahora a todas las personas que devenguen ingresos por prestación de servicios y que no tengan ninguna vinculación laboral directa con alguna empresa, o sea, a los contratistas. Aquellos ciudadanos empleados bajo esta condición que hayan recibido ingresos durante 2017 están obligados a declarar y a pagar. La tarifa de retención para estos contribuyentes es de 3 x 1.000”, explicó Olga Chacón.

Publicidad
Publicada por: OSCAR IVÁN REY
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.