Martes 13 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Empresas electorales siguen gobernando en Santander

Con cambio de nombres, mas no de maquinarias, Santander eligió Congreso. Habrá “más de lo mismo”, afirman los analistas. Opción ciudadana y el Conservatismo desaparecen.

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL.
En medio del nuevo triunfo de las maquinarias electorales, dos candidatos santandereanos lograron salir electos gracias al voto de opinión en Santander.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL.)

Para los analistas políticos de la región, los últimos resultados arrojados en las elecciones legislativas del pasado fin de semana evidenciaron que las “empresas electorales” volvieron a imponerse en Santander.

Según los expertos, a pesar que de los 13 congresistas elegiso solo cuatro repetirán curul en Senado o Cámara, esto no necesariamente es prenda de garantía de renovación en la política regional.

Lea también: Candidatos presidenciales sueñan con alianzas tras elecciones legislativas

“En los resultados de Congreso vemos por lo menos seis nombres nuevos que llegan a la Cámara y al Senado por Santander, sin embargo, la gran mayoría de estos nombres hacen parte de una empresa electoral o es elegido en cuerpo ajeno, es decir, los mismos con las mismas, sin ninguna renovación real. Un claro ejemplo de ello es que el exgobernador saliente Richard Aguilar y el actual Gobernador, Didier Tavera, fueron los que repuntaron en las elecciones con las votaciones más altas”, explicó el politólogo Gerardo Martínez.

Cambios de liderazgos

La hipótesis de Martínez fue respaldada por el también politólogo Julio Acelas, quien además de considerar que las empresas electorales siguen vigentes en Santander, estas también sufrieron modificaciones en sus liderazgos internos.

“Quedó claro que existen nuevos liderazgos dentro de los tradicionales clanes electorales en Santander: Richard Aguilar desplazó a Celis Carrillo y tomó el mando de Cambio Radical en la región, mientras que lo propio hizo Didier Tavera, arrebatándole el liderazgo a Serpa, a través de Miguel Ángel Pinto, (su tío político), Víctor Ortiz (su candidato en Cámara) e indirectamente Nubia López”, indicó Acelas.

Vea también: ‘Con pedagogía vamos a cambiar la forma de hacer política en el Congreso’: Mockus

Entre Richard Aguilar, (Cambio Radical) y Miguel Ángel Pinto, Víctor Ortiz y Nubia López, (liberales), se lograron más 236 mil votos en Santander.

En cuerpo ajeno

Otro de los fenómenos evidenciados en las recientes elecciones de Congreso fue la manera como los caciques electorales de la región lograron que sus candidatos fueran elegidos en cuerpo ajeno.

Es así como dos candidatos al Senado, y dos a la Cámara en Santander recogieron el caudal electoral de sus familiares.

El caso más reconocido es el del exgobernador, Richard Aguilar, hijo del también exgobernador Hugo Aguilar, quien fue condenado por parapolítica y recientemente vinculado a un proceso penal por enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Aguilar hijo logró la mayor votación al Senado por Cambio Radical en Santander.

De la misma manera, sucedió con el exconcejal de Bogotá, Horacio José Serpa, quien gracias al respaldo electoral de su padre, el actual senador liberal Horacio Serpa, logró una de las votaciones más altas del liberalismo al Senado.

En Cámara de Representantes este fenómeno no fue ajeno, y Óscar Villamizar, hijo del exsenador Alirio Villamizar, condenado por el escándalo de las notarías, logró la máxima votación del Centro Democrático en Santander, y de paso se llevó la credencial de congresista por la región.

Similar situación sucedió con la actual representante electa Nubia López, quien gracias al respaldo electoral de su esposo, el representante de Opción Ciudadana Fredy Anaya, obtuvo la votación más alta del liberalismo a la Cámara de Representantes.

“A pesar de los escándalos, de la poca gestión o incluso algunas condenas en su contra, estos caciques electorales continúan vigentes en la política regional, porque a ellos no les interesa el voto de opinión, sino el voto de maquinarias, ese que se compra en cada elección ya sea legislativa o regional”, agregó Gerardo Martínez.

Falta de renovación los ‘quemó’

La otra cara de la moneda en las pasadas elecciones legislativas la vivieron el Partido Conservador y el Partido Opción Ciudadana, quienes perdieron sus curules en el Congreso en representación de Santander.

Los azules se quedaron sin su credencial en Cámara de Representantes, luego de no superar el umbral. “El partido Conservador ha venido cediendo terreno electoral en el departamento; zonas que tradicionalmente eran conservadoras ahora se las disputan los uribistas y los Aguilar. Además de esto, no hubo renovación en el partido, desde hace 20 años continúan los mismos dirigentes sin propuestas innovadoras y sin darle espacio a nuevos liderazgos”, explicó, Julio Acelas.

El exsenador Iván Díaz Mateus, condenado por la Yidispolítica es quien ha venido manejando las toldas conservadoras en Santander en los últimos años.

Por su parte, Opción Ciudadana estuvo a punto de perder su personería jurídica tras no superar el umbral tanto en Senado como en Cámara.

“Este es el resultado de una debacle de un partido santandereano que siempre prometió renovación de la política regional y en 20 años manejando el poder en la región jamás sucedió esa renovación, por el contrario, estuvo siempre envuelto en temas de escándalos de corrupción, alianzas con candidatos cuestionados y parapolítica; sumado a la falta del clan Aguilar en sus filas, le pasó factura a este partido”, agregó Acelas.

Lea además: Se repetirían elecciones de circunscripción especial indígena, voto en blanco triunfaría

Opción Ciudadana logró salvar su personería jurídica gracias a que Franklin del Cristo Lozano y Milene Jarava lograron salir elegidos como Representantes a la Cámara por Magdalena y Sucre, respectivamente.

El exsenador, Luis Alberto Gil, condenado por parapolítica, es el fundador y máximo dirigente de Opción Ciudadana.

área metropolitana, fenómeno de opinión

Pero no todo es malo. A pesar del opaco panorama electoral de Santander, el contundente triunfo de Leonidas Gómez con 84.821 votos en el Senado, acompañado por la sorpresa electoral de la jornada, el triunfo de Fabián Díaz en la Cámara con 19.953 sufragios, volvieron a posicionar al área metropolitana como la meca del voto de opinión en Santander, un fenómeno que nació en los comicios del 2015, donde Rodolfo Hernández logró ser elegido Alcalde de Bucaramanga y Leonidas Gómez, obtener la segunda votación más alta a la Gobernación, sin recurrir a las maquinarias electorales tradicionales de la región.

“Si miramos el preconteo de la Registraduría, el área metropolitana le entregó a Leonidas más de 74 mil de los 84 mil votos que obtuvo al Senado. Del mismo modo, el área metropolitana le puso 16 mil de los 19 mil votos de Fabián a la Cámara, sin duda un fenómeno de voto de opinión, que cada vez se consolida más en Bucaramanga, pero que tiene que asentarse con un liderazgo claro y definido para las próximas elecciones locales, donde sin dura será fundamental pensando en Alcaldía y Gobernación”, puntualizó el politólogo Gerardo Martínez.

Publicidad
Publicada por: OSCAR IVÁN REY
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.