Domingo 26 de Agosto de 2018 - 09:20 AM

Puntos a favor y en contra de la Consulta Anticorrupción

Claudia López, promotora de la Consulta Anticorrupción, y Rafael Nieto, opositor de esta, dan sus puntos de vista.

Comparta este artículo ›

COLPRENSA /VANGUARDIA LIBERAL
Claudia López reconoce que es difícil alcanzar el umbral.
(Foto: COLPRENSA /VANGUARDIA LIBERAL)

López, principal promotora, reconoce que es dificilísimo alcanzar el umbral. Mientras que Rafael Nieto, miembro del Centro Democrático, cree que la iniciativa será un fracaso.

¿Cómo sacar a votar a 12 millones de colombianos que están agotados tras tres elecciones este año?

Lo agotador es que nos roben como nos roban y que a cada colombiano, sea bebé o abuelo, le están robando $1.000.000 al año los corruptos. Esa suma da $50 billones y es todo el presupuesto de salud y educación en un año. Creo que los colombianos estamos ardidos, indignados con la corrupción, pero tenemos que entender que lo único que depende de nosotros, los ciudadanos, porque no podemos capturar a los corruptos ni sancionarlos, es votar para elegir gente buena y votar los siete mandatos de la corrupción para obligar al Congreso a aprobar estas normas, útiles para sancionar a los corruptos y recuperar la plata que nos han robado.

Vea también: Estos son los mitos de la Consulta Anticorrupción

¿Qué les responde a quienes dicen que esos $300.000 millones habrían servido para hacer obras de más provecho para los colombianos?

La democracia cuesta, hacer una consulta a nivel nacional para que los colombianos podamos obligar al Congreso cuesta lo mismo que elegir al Presidente de la República o al Congreso. Por las campañas de los partidos políticos nadie chista, pero cuatro millones de colombianos llevamos año y medio trabajando gratis para que esta Consulta sea posible, y entonces sí el grito en el cielo.

Lo pongo en términos prácticos, es invertir 6 centavos, menos de peso por colombiano, para recuperar el millón de pesos que nos roban al año, mejor negocio imposible, pero quedarnos quejándonos y no hacer nada lo único que garantiza es que nos sigan robando y abusando.

¿Siente que el Gobierno les montó competencia con las leyes anticorrupción que radicó en el Congreso?

Para nada, lo que pasa es que se ha generado confusión porque es la primera vez que se hace una consulta, la gente cree que porque uno presenta proyectos en el Congreso ya están aprobados. No, esos proyectos que presenta Duque los han presentado Santos, Uribe, Gaviria y congresistas y siempre se han hundido. Al contrario, yo hubiera querido que el presidente Duque radicara los siete proyectos de la Consulta de una vez, porque con eso vamos ganando tiempo. El Presiente los radica y con la votación de hoy obligamos al Congreso a que los apruebe. Esto es una causa de país, a los uribistas también los roban, a los duquistas también les van a subir los impuestos para cubrir el hueco de la corrupción, los que queramos ayudarle a Duque a que el Congreso no lo pueda chantajear ni mi extorsionar para aprobarle esos proyectos, tenemos que salir a votar masivamente.

¿Es consciente de que van a hacer falta los votos del expresidente Uribe y de sus seguidores?

Hay 36 millones de colombianos habilitados para votar. Yo lamento mucho el cambio de posición del expresidente Uribe y veo que hay una división en el Centro Democrático, pero le agradezco al presidente Duque se haya mantenido en su palabra de apoyar la Consulta y a varios senadores del CD, a Paloma Valencia, mucha gente que entiende que esto es una causa de país, no es del verde ni de rojo ni de Claudia ni de Uribe. Me decepciona, pero no me sorprende, noticia sería que los políticos cumplan lo que dicen en campaña. Por eso, obliguemos al Congreso a autorreformarse. Los congresistas ni se bajan el sueldo, ni se quitan el privilegio de casa por cárcel, ni acaban la ‘mermelada’ ni la contratitis a dedo con sus amigos, ni se limitan el período, ni rinden cuentas ni muestran su patrimonio, ni nos dan la capacidad de investigar a sus testaferros para extinguirles el dominio y recuperar la plata que nos han robado. Para eso es la Consulta, y también para combatir la pequeña y mediana corrupción desde los municipios y las gobernaciones.

Le puede interesar: Registraduría da parte de tranquilidad para la Consulta

¿Hay un ‘plan B’ por si no se alcanza el umbral?

El ‘plan B’ es la Consulta, porque el ‘plan A’ era que lo aprobara el Congreso, y en 25 años no se ha logrado. El ‘plan C’ es esperar hasta que algún día el Congreso tenga las mayorías suficientes de gente decente que no se elige con corrupción y contratistas corruptos y apruebe esta norma. A la tasa de renovación actual del Congreso, mi cálculo es que nos demoramos 50 años.

¿Qué les responde a quienes dicen que la Consulta está pensada para darle réditos políticos a usted?

Me parece muy mezquino. Es obvio que yo no me dedico a la bioquímica. Me han dicho que esto era para mi campaña presidencial, ya pasó; luego que era para mi campaña a la Vicepresidencia, ya pasó, y ahora dicen que es porque me va a servir a mí. ¿Acaso es a Claudia López a la única que roban en Colombia? No, pero me duele esa mezquindad política porque nosotros hemos hecho todo para que esta sea una causa de país.

Mucha gente me dice ‘cómo es de bruta, muy seguramente no va a haber 12 millones de votos y usted va a quedar con una derrota’. No me importa, no estoy pensando en mí, es dificilísimo sacar 12.142.000 votos, pero buscamos un camino para trancar esta corrupción o nos van a seguir robando miserablemente.

¿A propósito, cuántas personas están detrás de esta campaña?

Hay 80.000 voluntarios que llevamos un año y medio trabajando gratis para que esto sea posible. Ahora viene el punto más importante: el balón queda en la cancha de los colombianos. Ya dimos todos los pasos que había que dar según la ley para poder votar, para obligar al Congreso a adoptar esta normas y proteger nuestro bolsillo. Hoy espero que millones de colombianos, no 12, 15 o 20 millones de colombianos dejemos de quejarnos contra la corrupción y vayamos a votar siete veces Sí.

¿Cómo siente el ambiente para la votación de la Consulta?

Frío. No veo gran entusiasmo ciudadano, me parece que hay cierta apatía. Hay una confusión de factores porque son varias las elecciones que han pasado este año y eso desgasta. Además, la controversia acerca de la pertinencia o no de la Consulta misma, el hecho de que no haya una polarización en torno a ella, todos esos son elementos que contribuyen a que haya apatía.

Lea también: Funcionarios sí pueden promover la Consulta

Aquí no hay sentimiento, la posición de quienes no están de acuerdo con la Consulta Anticorrupción no es porque se opongan al contenido mismo, sino porque parece innecesario, inocuo e impertinente, llegando a ser indiferente.

¿Eso quiere decir que la Consulta no está moviendo las emociones de las personas?

Tras tantas elecciones durante este año, la gente está desgastada. Los que están convencidos de la abstención piensan que la Consulta es innecesaria, siendo sumamente costosa para los objetivos que quiere lograr o no ven que se puedan conseguir los objetivos que se están planteando.

¿Cree que se alcanzará el umbral de los doce millones?

No. Estoy absolutamente seguro de que la Consulta no va alcanzar el umbral. Esta Consulta es innecesaria y sumamente costosa para los objetivos que quiere lograr. Además, está la percepción del aprovechamiento político electoral de la misma.

Se habla de que hay puntos inconstitucionales en la Consulta Anticorrupción y otros que ya son leyes de la República...

Esta Consulta desde un inicio ha estado mal. No se pueden cambiar las normas constitucionales. Cuando el Centro Democrático propuso una ley para la reducción de los salarios de los congresistas, la Corte Constitucional respondió que no se podía porque era una norma de carácter constitucional. La Consulta está preguntando cosas que no se pueden cambiar y que llevarían a modificar la Constitución Política de Colombia, cosa que es un error garrafal.

Uno de los problemas que tiene es que le venden al ciudadano la idea de que la Consulta Anticorrupción arreglará todo, pero resulta que no sirve para nada; por el contrario, estamos gastándonos un montón de plata en algo que es inútil, ineficaz y que no cambia la realidad porque el grueso del mecanismo ya está en la ley y lo que se debe hacer es cumplirla.

Precisamente muchos le bajan la ‘caña’ a la propuesta liderada por integrantes del Partido Verde diciendo que cuesta mucho...

Eso es un gasto innecesario porque cinco puntos del contenido de la Consulta ya están en la legislación y los otros dos temas son inconstitucionales. Es absurdo que el país deba sacarse del bolsillo 310.000 millones de pesos para algo impertinente y Claudia López, junto con la gente de su partido, no lo justifican.

No se trata de no querer acabar con la corrupción, porque a todos nos preocupa eso, pero la Consulta Anticorrupción no es para solucionar ese problema.

Esto es inocuo y no va a producir el cambio que todo mundo espera, no va a contribuir a mejorar la situación sino a empeorarla, porque para recuperar esa plata se nos llevarán quince años o más, eso no tiene lógica y como perspectiva financiera es una locura.

Vea también: Habrá ley seca durante la Consulta Anticorrupción

Algunos miembros del Centro Democrático que en un comienzo apoyaban la Consulta han cambiado de opinión. ¿Cómo explicarlo?

Esto es sencillo, lo que está pasando es que las personas del Centro Democrático que apoyaban la Consulta que se votará hoy simplemente llegaron a la conclusión de que esta es inocua en el sentido de que no produce un efecto.

Hay que tener en cuenta que dos de las preguntas son inconstitucionales, la primera y la séptima, y los promotores están pasando por alto eso. Los otros cinco temas ya están reglados en la ley. Entonces, es claro que lo de hoy no tendrá un efecto real, sino un propósito político electoral.

El mensaje de la Consulta Anticorrupción se ha transmitido hasta con una canción. ¿Eso motivará a la gente a salir a votar?

Esa Consulta va a ser un desastre. Yo no veo a la gente saliendo a votar y no creo que el mensaje desde Bogotá con una canción sin sentido sea suficiente para animarlos a que vayan a las urnas. Por más propaganda, no hay forma de que salgan a votar doce millones de personas.

¿Será que el objetivo de este mecanismo de participación ciudadana sí ha llegado a las regiones?

Hay colombianos que tienen que coger chalupa varias horas para votar y que claramente no ven que valga la pena, simplemente ese mecanismo está centralizado en las principales ciudades. No veo fácil que alguien salga desde las regiones más apartadas a ejercer en la urna.

¿Y si, contra los pronósticos, la Consulta llega a pasar?

Si la Consulta pasa el umbral, sin duda se verán fortalecidas políticamente las ambiciones de Claudia López y por ende se fortalecerá el Partido Verde. Pero no va a alcanzar el umbral y –es más– va a estar muy lejos de lo pactado.

Los promotores de esto vendieron una idea equivocada con un alto costo para concluir que es puro cuento, y para rematar la politizaron, sabiendo incluso que el resultado será paupérrimo.

Lo que sigue

De lograr hoy obtener el umbral de aprobación y de participación, el Comité Promotor de la Consulta Anticorrupción le entregará los textos de los siete proyectos de ley al presidente Iván Duque y le pedirá que los radique en el Congreso de la República.

El Senado y la Cámara de Representantes tendrán un año para debatirlos, pudiendo agregar normas que vayan en el sentido, pero no podrá dejar de cumplir el mandato o contrariarlo.

Si al cabo de un año el Congreso no ha cumplido el trámite o no ha aprobado las nuevas leyes, el Presidente de la República tendrá las facultades suficientes de expedirlas por decreto.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, CALI
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.