Martes 04 de Septiembre de 2018 - 11:12 AM

Declararon pérdida de investidura de senadora Aida Merlano

La electa senadora del Partido Conservador Aida Merlano, quien se encuentra en la cárcel por corrupción electoral, perdió su investidura, tras conocerse el fallo del Consejo de Estado en el que consideró que vulneró “con la aquiescencia de ella, los topes máximos de financiación electoral”.

Comparta este artículo ›

COLPRENSA/VANGUARDIA LIBERAL
Declararon pérdida de investidura de senadora Aida Merlano
(Foto: COLPRENSA/VANGUARDIA LIBERAL)

Sin embargo, la medida es en primera instancia, por lo que Merlano podrá apelar la decisión inicial.

Lea además: Esto dijo en Bucaramanga Claudia López sobre la Consulta Anticorrupción

El alto tribunal aseguró que, según la demanda, “el presupuesto de la accionada para dicha campaña sobrepasó el monto máximo de gastos permitido para cada candidato, el cual fue establecido por el Consejo Nacional Electoral en poco más 884 millones de pesos”.

La decisión, con ponencia del magistrado Carlos Alberto Zambrano Barrera, la Sala 23 Especial de Decisión del Consejo de Estado estableció que la demandada gastó más de 1.730 millones de pesos, “suma que supera de lejos el monto máximo permitido, según lo evidencian las pruebas que obran en el expediente, principalmente las recaudadas por la Fiscalía General de la Nación durante el allanamiento practicado el 11 de marzo del año que avanza en la sede de aquella campaña”.

Lea también: Aida Merlano puso una tutela para posesionarse como Senadora

Además, el Consejo explica que “Merlano estaba al tanto de todo lo que allí ocurría y, por ende, tenía conocimiento de los movimientos financieros de su campaña para los comicios del 11 de marzo de 2018”.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, MEDELLÍN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.