Domingo 01 de Abril de 2018 - 12:01 AM

MOE solicitó la adecuada destrucción de los formularios para las consultas

La Misión Observación Electoral, MOE, respaldó el anuncio de la Registraduría Nacional de destruir los formularios E-11 en los cuales se llevó el registro de los votantes a las consultas abiertas interpartidistas, poniendo en riesgo la protección de los datos de los ciudadanos que participaron en esos comicios y su posible identificación ideológica.

Comparta este artículo ›

Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL.
En las pasadas elecciones legislativas los jurados de votación registraron en el formulario E-11 los datos de las personas que participaron por alguna de las dos consultas interpartidistas.
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL.)

“Debe haber claridad en el tratamiento que se dio a estos formularios en donde se certifique, adicionalmente, que no existen copias físicas, ni digitales y que no se han entregado copias parciales o totales a ningún tercero. Lo anterior para garantizar el secreto al voto, que es condición fundamental de un proceso democrático”, señaló la MOE.

Los pasos

Lo primero que se debe hacer es el inventario del número de formularios de registro de votantes (E-11) de las consultas populares interpartidistas que deben ser destruidos, determinando la correspondencia por departamento, municipio, puesto y mesa.

Lea también: Crear una 'supercorte', la polémica propuesta de Iván Duque

En segundo lugar, hay que verificar la existencia y correspondencia de los formularios E-11 que deben encontrarse en las distintas arcas triclaves en las comisiones escrutadoras, asegurándose la recolección de todo el material que debe ser destruido.

Y, en tercer lugar, se debe asegurar la destrucción de todo el material, sin abrir la posibilidad de que surjan copias de los formularios previo a la destrucción, garantizando el acompañamiento de, al menos, la Procuraduría General de la Nación y la Misión de Observación Electoral”.

Acompañamiento

Por su parte, la Procuraduría General anunció que acompañará el proceso de destrucción de los formularios anunciado por la Registraduría. Esto con el fin de brindar mayores garantías de transparencia en el proceso de eliminación de los registros.

Por su parte, la Registraduría anunció que la destrucción de los documentos se realizará en Bogotá, aunque aún no ha definido fecha para llevar a cabo dicho proceso.
Lea también: A congresistas santandereanos aún no les suena una coalición

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN POLÍTICA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.