Lunes 28 de Mayo de 2018 - 08:32 AM

Duque y Petro confirmaron los pronósticos

Entre Iván Duque y Gustavo Petro estará el nuevo Presidente de Colombia, que se elegirá el 17 de junio.

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIALIBERAL
Los candidatos de centro y la maquinaria fueron derrotados.
(Foto: Archivo/VANGUARDIALIBERAL)

Un exiguo margen de 261.558 votos, sobre el 100% escrutado, le dio a Gustavo Petro la opción de estar en segunda vuelta con Iván Duque.

La diferencia la ganó frente a Sergio Fajardo, quien demostró capacidad y acopió un número muy alto de votos, que, a juzgar por la percepción general, los obtuvo en los últimos días.

Al parecer, la tensión entre las campañas de Duque y Petro hizo que se acumulara un efecto de fatiga en los electores indecisos y la mayoría de ellos escogió a Fajardo.

Lea también: Duque y Petro: A segunda vuelta presidencial

Esto es posible también porque tanto el resultado de Duque como el de Petro, y el de Vargas y De la Calle estuvieron en el rango de lo que las encuestas midieron, mientras que el 23,73% de Fajardo estuvo varios puntos por encima del máximo que se le vaticinaba.

Los extremos

Finalmente, la mayoría de los electores colombianos optó por lo que durante estos meses se calificó como los extremos, aunque esta sea una clasificación que las dos campañas rechazan constantemente.

Lo cierto es que las posturas de centro sucumbieron en medio del oleaje que levantaron las campañas más beligerantes. El discurso centrista y moderado de Fajardo y De la Calle durante mucho tiempo quedó en la marginalidad de la dinámica electoral y solo vino a activarse significativamente en los últimos días de la campaña, cuando ya fue demasiado tarde para ambos.

Vea también: Este es el reporte de Vanguardia.com sobre las elecciones presidenciales en Santander

No necesariamente es ese el caso de Germán Vargas, quien cayó destrozado por la misma maquinaria en la que se amparó, pues de ese aparato electoral solo recibió algo más de un millón 400 mil votos (7,28%), lo que significa que fue traicionado y abandonado por quienes supuestamente lo apoyaban.

Entonces, tanto el discurso ponderado de De la Calle y Fajardo, como el paso sigiloso de la maquinaria quedaron para la historia y solo Duque y Petro seguirán oyéndose en el camino a la Presidencia.

Le puede interesar: Estas son algunas de las propuestas de Gustavo Petro para los santandereanos

¿Quién tiene la fuerza?

Para el caso de la campaña del Centro Democrático, la primera pregunta es quién tiene la fuerza electoral, o qué tanta fuerza tiene el candidato frente a la que tiene su padrino.

No es posible pasar por alto el hecho de que quien tiene la fuerza electoral y comanda la campaña es Álvaro Uribe. La corta carrera de Duque Márquez solo ha podido compensarse con la dirección tras bambalinas de Uribe Vélez.

Y si a esta influencia sumamos la capacidad de negociación que, sin duda, tiene el expresidente para moverse en el delicado juego de las alianzas políticas que viene ahora, es de suponer que Iván Duque tiene serias posibilidades de quedarse con la silla presidencial.
Colombia Humana.

Vea también: Estas son las propuestas de Iván Duque para Santander

En el otro bando está Gustavo Petro, quien es al mismo tiempo el jefe de su partido, diseñó la propuesta que ha divulgado por todo el país, y toma las decisiones claves de la campaña que lo llevó a la segunda vuelta.

En la memoria colectiva Petro tiene una precepción ambivalente que debe superar si quiere aumentar su votación: por un lado se le tacha su pasado en el M-19 que, a sectores de centro derecha les causa desconfianza; pero, por otro lado, está su más reciente historial y es el de congresista exitoso que denunció y desarticuló buena parte de la parapolítica, así como desarticuló la corrupción en su propio partido de entonces, el Polo Democrático, al que renunció luego de denunciar a los hermanos Moreno Rojas.

A diferencia de Duque, Petro ha demostrado una gran capacidad de liderazgo y convocatoria que se tradujo en masivas concentraciones populares que lo han convertido incluso en personaje para los más importantes periódicos y revistas del mundo. Su habilidad en los debates también le sirvió para llegar a segunda vuelta.

Pero, la fortaleza de Petro puede ser su debilidad. No está claro si dentro de Colombia Humana no hay líderes capaces de multiplicar la acción de su candidato, o si Petro prefiere mantener una especie de dirección unipersonal que puede limitar mucho su campo de acción, lo que puede ser altamente contraproducente cuando se acerca una campaña de solo tres semanas.

Le puede interesar: "Actuamos por ideales, por principios, sueños y convicciones": Fajardo

El discurso progresista ha calado muy bien en las clases populares, pero ahora tendrá que encontrar los caminos de contacto con la clase media, para superar a su rival, sin contar con que debe flexibilizar sus posiciones en algunos campos de la política, porque le llegó el momento de pactar si quiere llegar a la Presidencia.

La recta final

Para los tres derrotados solo queda una decisión por tomar entre un número reducido de variables: respaldan a un candidato, niegan ese respaldo, liberan a sus electores o, simplemente, guardan silencio.

En el caso de Sergio Fajardo la situación se complica porque ha sido una coalición la que lo impulsó y esta probablemente se desintegre, por lo que quedaría en las manos suyas, las de Claudia López y las de Jorge Robledo, cada uno con su partido, definir si se respalda a Petro, a Duque o ninguno. En lo que respecta a Germán Vargas Lleras, lo más probable es que su caudal electoral de un millón 407 mil votos no ofrece mucha seguridad sobre la fidelidad de tales seguidores.

No obstante, durante la campaña Vargas Lleras prometió apoyar al candidato de derecha. Humberto de la Calle queda prácticamente con su único voto; en tanto, como lo demuestra su votación, el Partido Liberal como tal ha dejado de existir.

Publicidad
Publicada por: CARLOS G MARTÍNEZ GÓMEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.