Domingo 17 de Junio de 2018 - 08:36 AM

¿Qué tanto protagonismo tendrá la nueva Vicepresidenta de Colombia?

Una de ellas, Marta Lucía Ramírez o Ángela María Robledo, se convertirá este domingo en la primera mujer vicepresidenta en toda la historia de Colombia. Un hecho histórico que, dicen analistas, no puede ser desaprovechado.

Comparta este artículo ›

Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL
¿Qué tanto protagonismo tendrá la nueva Vicepresidenta de Colombia?
(Foto: Colprensa /VANGUARDIA LIBERAL)

La Constitución de 1991 señala que el Vicepresidente reemplazará al Presidente en faltas temporales o absolutas (es decir, si se enferma gravemente o muere). Pero también deberá ejercer las funciones que el Presidente le delegue mientras este no falte, ilustra el abogado Óscar Castelblanco, profesor de Derecho Constitucional y de Derecho Administrativo de la Universidad Libre de Bogotá.

De ahí que desde 1991 hacia acá, complementa la politóloga Lina María Orozco, de la Universidad Javeriana de Cali, los vicepresidentes han sido abanderados en temas de derechos humanos, medio ambiente, conflicto y cada uno le imprime su sello personal al cargo.

Sin embargo, advierte Juan Pablo Milanese, jefe de estudios políticos de la Universidad Icesi, la Vicepresidencia en Colombia ha sido irrelevante, por lo que hay que ver si termina la vicepresidenta, en este caso particular, cumpliendo o no algún rol importante.

Lea también: Siga en directo el desarrollo de las elecciones presidenciales en Santander

Si el Presidente no le da relevancia al Vicepresidente pueden poner a cualquiera y es indiferente. Todo depende de la preponderancia que el Presidente le da al individuo, más que al cargo. Si le ofrece algún tipo de responsabilidad, como ocurrió, por ejemplo, con Germán Vargas Lleras, a quien se le encargó del tema de infraestructura.

Por eso, las inquietudes asaltan: ¿qué tanto protagonismo tendrá la nueva Vicepresidenta? ¿En qué campos se encaminará su accionar?

Para Carlos Charry, doctor en Sociología y docente de la Universidad del Rosario de Bogotá, Marta Lucía Ramírez seguramente cumplirá una función mucho más orientada a la dinamización del sector comercial colombiano, pero también de vigilancia a los acuerdos de paz.

Para el analista, ella se ha caracterizado por ser mucho más moderada que los sectores más radicales del uribismo al decir que sería un error hacer trizas los acuerdos, ella no está acorde con eso, entonces, en caso de que Iván Duque sea el Presidente, le asignará esa tarea, la de enfocarse en los posibles ajustes al Acuerdo de Paz. Pero también la de ejercer una diplomacia más comercial: mirar temas como los Tratados de Libre Comercio, opina Charry, doctor de la Universidad de Barcelona.

La psicóloga Ángela M. Robledo, en cambio, cree Charry, estará en función principalmente de los temas de posconflicto y reparación a las víctimas.

Y ambas, comenta el docente de la Facultad de Sociología de la Universidad del Rosario, estarán enfocadas en el papel de la mujer en la sociedad. “Tenemos unas tasas altísimas de feminicidios. Colombia no puede continuar con esto. Y creería también que a la doctora Marta Lucía se le asignarán funciones relacionadas con el tema de la familia”.

Aprovechar las experiencias

Si Iván Duque llega a ser el presidente, manifiesta Castelblanco, es muy probable que quiera aprovechar la larga experiencia que tiene Marta Lucía Ramírez y que él no posee, “por eso es probable que la tenga muy cerca. No creo que la mande ni de embajadora ni de asesora. Creo que va a volver a ser Ministra y bueno, ya tiene experiencia en el Ministerio de Defensa y en el de Comercio Exterior. Ella podría desempeñar cualquier otro Ministerio, pero por la experiencia que ha tenido en los dos anteriores, lo más probable es que repita uno de ellos”.

Resalta Castelblanco que Ramírez es capaz, ejecutiva, gerente, una líder que entrega resultados, que se ha probado en la gerencia con muy buena gestión y por ello cree que puede lograr un buen desempeño en las diferentes asignaturas que le ponga Duque.

Por otro lado, si Gustavo Petro llega a la Presidencia, opina Castelblanco, va a utilizar a Ángela María Robledo más para los temas de derechos de la mujer, derechos humanos, de defensa a los acuerdos de paz, para la reintegración.

Entre tanto, Lina María Orozco, coordinadora del Observatorio Cali Visible de la Universidad Javeriana, considera que Marta Lucía, una mujer que pasó por el Ministerio de Defensa, puede servir como una suerte de puente con los militares con el proceso de transición en temas de posconflicto y seguridad ciudadana.

Ángela, añade Orozco, se ha manifestado sobre el tema de la promoción de los derechos humanos, el de protección de bienes sociales, también, el de la implementación de los acuerdos.

La politóloga vislumbra a Robledo como “ese fuelle” entre Petro - que quizá presenta otras propuestas para el país, una agenda diferente- y otros sectores más moderados.

Además, manifiesta la docente de la Universidad Javeriana, “los candidatos a Presidentes y sus fórmulas vicepresidenciales tienen en la agenda el gran reto de la implementación de los acuerdos de paz, de los asuntos de seguridad ciudadana, el de todo este tema de la protección de los líderes sociales porque ha habido muchos asesinatos y esos han sido como los roles tradicionales de los vicepresidente, hablar sobre esos temas”.

Orozco destaca que tanto Ramírez como Robledo son mujeres de un liderazgo fuerte y que a cualquiera de las dos que llegue le esperan retos interesantes en un país que está en transformación, que está en transición, un país fracturado. “Ojalá que puedan ejercer esa función de fuelle, de puente para la reconciliación”, concluye.

Qué han dicho ellas

En caso de ser vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez va “a coordinar varios temas importantes del país”, tal como lo expresó en entrevista con este diario, no sin antes advertir que sus tareas se definirían con más detalles una vez sean elegidos en sus cargos tanto Iván Duque como ella misma.

”En el crecimiento económico vamos a meterle a fondo al apoyo del desarrollo empresarial, a los nuevos emprendedores, pero, sobre todo, vamos a impulsar el crecimiento económico que genere millones de empleos. La lucha contra la corrupción, el fortalecimiento institucional y en cuarto lugar, el tema de las mujeres. Son cuatro grandes áreas que deben estar representadas en las políticas públicas y vamos a estar haciendo esa coordinación en esas cuatro áreas”.

Agregó que Colombia tiene unos desafíos enormes en la economía, en el fortalecimientos institucional, en la agenda pendientes con las mujeres, los jóvenes, con la educación, en la competitividad. “Son tantos los temas que por muy capaz que sea el Presidente va a necesitar quien le ayude a hacer muy buena coordinación al interior del Gobierno y quien se haga cargo de algunos temas en particular”.

Asimismo, Ángela María Robledo, en entrevista en el espacio de Tv. Pregunta Yamid, manifestó que le pidió a Gustavo Petro dos funciones: “un acompañamiento al tema del posconflicto, fui durante ocho años integrante de la Comisión de Paz, revivimos las comisiones de paz y contribuimos al acuerdo con la hoy Fuerza Alternativa del Común. Estoy de acuerdo con la negociación del ELN y quiero acompañar de manera especial los Planes de Desarrollo Territorial, los famosos PDTs, que es donde yo creo que se va a reinventar la gobernabilidad en Colombia, y en segundo lugar, fortalecer la institucionalidad de la política para las mujeres”.

Precisamente, interrogada sobre qué esperarían sus congéneres de ella, aseguró que trabajaría para fortalecer el feminismo en Colombia, “por supuesto, atado a la garantía de los derechos de las mujeres, eso fue lo que hice durante ocho años en el Congreso y eso haré en la Vicepresidencia”.

La Vicepresidencia en nuestro país

La figura del Vicepresidente ha sido polémica en Colombia a través del tiempo. Como lo recuerda el profesor de Derecho Institucional y de Derecho Administrativo de la Universidad Libre Óscar Castelblanco, “empezando por (Francisco de Paula) Santander cuando fue el vicepresidente de Simón Bolívar”.

En la historia reciente también ha habido momentos de tensión entre el primer Mandatario y su Vicepresidente, “como el caso de Juan Manuel Santos con Angelino Garzón que tuvieron problemas por toda la visibilidad social y política de Garzón, sobre todo el tema de derechos sociales y desde el sindicalismo”, dice Castelblanco.

Por eso, asegura el consultor político, esta figura es controversial y ha sido discutida, de ahí que algunos pidan “que se vuelva a la figura del Designado”.

Comenta Castelblanco que el Presidente le puede delegar al Vicepresidente que esté a cargo de un Ministerio, como el caso de Andrés Pastrana con Gustavo Bell (que fue MinDefensa). Lo puede nombrar Embajador, como hizo Ernestro Samper con Humberto de la Calle que lo tuvo en España; lo puede nombrar asesor en temas específicos, como en Derechos Humanos, como hizo Álvaro Uribe con Francisco Santos o como hace actualmente el presidente Juan Manuel Santos con el general (r) Óscar Naranjo, quien maneja todo el tema del posconflicto.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA, CALI
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.