Domingo 16 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Gobernación exige que se reanude obra en Vía Yuma

Comparta este artículo ›

Edgar Pernett/VANGUARDIA LIBERAL
Este es el triste panorama actual de las obras del Intercambiador La Virgen, luego de estar paralizadas desde abril. Muy cerca de allí trabajadores con el apoyo de Sindispetrol tienen un campamento permanente exigiendo el pago de sus salarios.
(Foto: Edgar Pernett/VANGUARDIA LIBERAL)
Los trabajos en el sector del Intercambiador La Virgen llevan más de tres meses suspendidos. El Departamento ya analiza sanciones, multas e, incluso, cambio de contratista.

Luego de que por más de tres meses la obra del Intercambiador La Virgen, que hace parte del proyecto vial Gran Vía Yuma, está paralizada, ya se empiezan a escuchar voces exigiendo su reanudación.

Una de ellas se hizo sentir esta semana por parte de la Gobernación de Santander, a través del secretario de Infraestructura departamental, Mauricio Mejía.

“La plata está desde hace más de cinco años y no avanza porque ha habido miles de inconvenientes con los contratistas”, dijo el funcionario.

Mejía recordó que el primer gran traspié lo protagonizó la firma colombo mexicana Tradeco, que luego de haber iniciado las obras a mediados de 2014 las dejó abandonadas dos años después tras haberse declarado en quiebra.

“Hoy con la firma Mota-Engil (encargada del Intercambiador La Virgen) tenemos serios inconvenientes, está suspendida la obra, hay una huelga de los trabajadores por falta de pago”, dijo el Secretario.

En días pasados, directivos de Mota-Engil aseguraron que a ninguno de los trabajadores ni proveedores directos se les debe y que los incumplimientos provienen de firmas subcontratistas.

“Nos ha ido mal con estas firmas interventoras y la Vía Yuma es un proyecto muy importante para el desarrollo de Santander y para la conectividad de la arteria terrestre más importante del país”, dijo Mauricio Mejía.

No es la primera vez que la Gobernación de Santander hace un llamado a Ecopetrol, principal aportante y encargado de la adjudicación de contratos en la Vía Yuma, por el retraso en el avance del proyecto.

“Lo que está en discusión es qué va a pasar con el contrato de Mota-Engil, que vemos que lleva un atraso de más del 50%, cosa que no está en manos del Departamento, pero que el Invías y la Gobernación sí están exigiendo acciones serias, multas y hasta la terminación de este contrato para poder resolver los problemas”, acotó.

El Secretario de Planeación anunció que será la firma Latinco S.A. la encargada de terminar las obras que le faltaron a Tradeco, en un contrato que ya se adjudicó.

De hecho, en la página Web oficial de contratación en Colombia (www.colombiacompra.gov.co) se evidencia que el contrato por $128 mil millones al Consorcio Vial Magdalena Medio (Latinco S.A.) fue firmado el pasado 7 de abril.

‘queremos que se termine la obra’

El presidente de Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, reconoció que como los mayores aportantes del proyecto vial Gran Vía Yuma son los primeros interesados en que las obras estén, lo más pronto posible, en servicio.

“Hemos trabajado con el Gobernador y el Alcalde para que tengamos la finalización de las etapas que están en construcción.

Ecopetrol quiere que Barrancabermeja cuente pronto con la Gran Vía Yuma”, dijo el alto funcionario.

Sin embargo, además de la parálisis en los trabajos desde hace tres meses debido a una protesta de trabajadores, el Intercambiador La Virgen presenta inconvenientes con respecto a la gestión predial.

Sobre esto, Ecopetrol ha afirmado que es la Alcaldía de Barrancabermeja la encargada de definir si los terrenos sobre los cuales se erije la obra son públicos y fueron adquiridos a los legítimos dueños o si, como afirma un particular, todavía corresponde a propiedad privada.

Publicidad
Publicada por: SONIA LUZ SUÁREZ SALAZAR
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.