Viernes 31 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

A partir de hoy, cerradas las puertas del Hotel Pipatón en Barrancabermeja

La emblemática infraestructura, que ya inscribió su nombre en la historia del Puerto Petrolero, está inspirada en la arquitectura republicada importada de España, durante la Guerra Civil.

Comparta este artículo ›

Sonia Suárez/VANGUARDIA LIBERAL
Una familia neozelandesa fueron los últimos huéspedes del Hotel Pipatón, que este jueves en la mañana ya no tenía habitaciones ocupadas.
(Foto: Sonia Suárez/VANGUARDIA LIBERAL)

A paso lento, Óscar Castilla, gerente del Hotel Pipatón, recorre de palmo a palmo la infraestructura, que a partir de la medianoche de ayer cerró sus puertas, que a partir de hoy no estarán más abiertas al público.

Este hombre, que el primero de enero de 2001 tuvo el honor de abrir al público la estructura, por primera vez como empresa privada, debió cerrarlas muy a su pesar este jueves.

Lea también: Atención integral a abuelos está ‘quieta’ hace cuatro meses

“Este predio tiene 6.300 metros cuadrados y solo 53 habitaciones. Uno ya no ve algo así en ningún hotel del país ”, dijo Castilla.

Y es que no hay nada que el Gerente del Hotel Pipatón no sepa de lo que ha pasado en la estructura, desde el momento mismo de su inauguración como bien público en 1943, durante el mandato de Alfonso López Pumarejo.

“La primera expresión de un hotel nacional es el Hotel Pipatón. De hecho, su nombre figura como el Hotel Nacional de Barrancabermeja. Solo en el 47 le cambian el nombre al Hotel Pipatón. Lo operó la Nación hasta 1957, cuando se transfirió al Municipio”, dijo el Gerente.

En 1984 la historia del hotel se ensombreció y estuvo ocho años cerrado, convirtiéndose en resguardo durante las tomas campesinas a la ciudad.

Sin embargo, en 1990 el Municipio le vuelve a apostar al Pipatón y busca apoyo privado para reabrirlo un año después. Pero no fue sino hasta 2001 que la estructura pasa a ser 100% privada.

Vea también: Alcaldía convoca a artistas, gestores y formadores culturales del Puerto

“En esta esquina nació Barrancabermeja”, insiste Castilla una y otra vez asomándose a uno de los balcones del Hotel Pipatón, como un esfuerzo más para resaltar que lo que se cerró este jueves fue, además de un importante patrimonio histórico municipal y departamental, la cuna histórica de la ciudad.

La no ejecución del PMRB sentenció el Hotel Pipatón

Cuando en Barrancabermeja se empezó a hablar de modernización de la Refinería, se dio una burbuja económica, que tocó especialmente al sector hotelero.

“Se construyeron más hoteles de los que se necesitan. Hay una sobreoferta. Hay 192 hoteles registrados y también cualquier casa es usada como alojamiento”, dijo Óscar Castilla, gerente del Hotel Pipatón.

Además, dijo que no ha habido voluntad política para ordenar la ciudad en materia hotelera, lo que deriva en cierre de empresas serias.

Publicidad
Publicada por: SONIA LUZ SUÁREZ SALAZAR
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios