Domingo 09 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Vecino del tramo III de la Vía Yuma reclama compensación

José Mosquera, un líder afrodescendiente, afirma que el proyecto le destruyó más de 280 árboles de su terreno y no lo compensó. Eduba explica que los predios son propiedad de esa entidad y Mosquera los invadió.

Comparta este artículo ›

Sonia Suárez/VANGUARDIA LIBERAL
Don José Mosquera dice que el proyecto Vía Yuma le destruyó 280 árboles que tenía en el terreno, que afirma que compró hace más de 20 años con una carta-venta.
(Foto: Sonia Suárez/VANGUARDIA LIBERAL)

El tramo III de la Vía Yuma, el macroproyecto vial que pretende unir el puente Guillermo Gaviria con la Ruta del Sol, en Barrancabermeja, aún tiene un pendiente en la gestión predial.

Se trata de uno de los vecinos de la obra, José Mosquera, un afrodescendiente de 78 años, que llegó hace más de cinco décadas al Puerto Petrolero proveniente de Chocó.

“En 1998 yo fui uno de los invasores del barrio Caminos de San Silvestre. Durante cuatro períodos fui de la Junta de Acción Comunal”, comenta don José mientras recorre parte de lo que, según afirmó, fueron sus predios y hoy son parte de la Vía Yuma.

Según la denuncia, él adquirió a través de una carta-venta dos hectáreas de tierra, en las mismas condiciones en las que otras personas lo hicieron.

“A todos les titularon los predios menos los míos. Uno de los señores que vendió incluyó las hectáreas mías”, indicó Mosquera.

Una vez inició la obra, a don José solo le quedó un terreno de 90 metros cuadrados en donde vive con su mujer y sus siete hijos.

“De tanto insistir ya Eduba me entregó los títulos de la casa donde vivo, pero por el resto de terreno no me han querido reconocer nada”, dijo.

Afectaciones

José Mosquera aseveró que la primera afectación que le causó la Vía Yuma fue que cuando iniciaron las obras no fue socializado de las mismas.

“Si el Estado va a hacer obras donde haya comunidades afrodescendientes deben hacer consulta previa y no lo hicieron. El día que menos pensé llegó la Vía Yuma, la Policía y la maquinaria y me tumbaron los árboles”, señaló.

Fueron, en total, 288 plantas frutales de guanábana, mango y otras especies que fueron derribadas, según la denuncia.

“Yo con este caso he ido hasta Bogotá para que se abran procesos disciplinarios para los funcionarios que estuvieron detrás de la invasión de mi terreno”, dijo Mosquera.

Se pronuncia eduba

El gerente (e) de Eduba, Miguel Ángel Delgado, confirmó que hasta esa entidad ha llegado el caso de don José Mosquera y explicó por qué no se le ha reconocido económicamente por el terreno que reclama.

“El señor invadió un terreno de dos hectáreas en predios de Eduba. Cuando se iba a ser la vía el Municipio declaró los terrenos de utilidad pública. El proyecto hizo un inventario de todas las mejoras que había en la zona y pagó a las personas. Nosotros ya le dimos la escritura de la casa donde vive”, explicó.

Publicidad

Publicada por: SONIA LUZ SUÁREZ SALAZAR
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.