Domingo 21 de Agosto de 2011 - 12:01 AM

No comulgamos con el ‘todo vale’

Comparta este artículo ›

Después de analizar las diferentes problemáticas que agobian a la ciudad, entre ellas la corrupción y la politiquería, reconocidos ciudadanos conformaron lo que se conoce como el Movimiento Cívico Conciencia Ciudadana, MCC.

En él están representantes de la Sociedad de Mejoras Públicas, de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, de los Sindicatos, de las Organizaciones No Gubernamentales Ambientales, del Periodismo y, en general, de diferentes estamentos sociales, culturales, económicos y políticos, quienes aspiran a que las cosas en Bucaramanga, de una vez por todas, cambien para bien.
En la Entrevista de la Semana, Florentino Rodríguez Pinzón y Erwing Rodríguez-Salah, dos voceros del MCC,  revelan hoy cuáles son los postulados de este singular grupo.

¿En qué consiste el MCC?
Es un movimiento conformado por ciudadanos de diferentes estamentos, preocupados por la grave y compleja problemática de nuestra región. Nos organizamos con el ánimo de hacer un esfuerzo por recuperar la calidad de vida que los habitantes de Bucaramanga y otras ciudades del área hemos ido perdiendo. Hemos identificado como causas de todo esto al deterioro de la moralidad, a la politiquería, a las variadas formas de corrupción, al favoritismo y al nepotismo que han ocasionado una gran concentración de riqueza, la pérdida de la estabilidad y calidad del empleo, entre otros vicios que han traído inequidad e injusticia social.

¿Por qué debemos confiar en ustedes? De hecho, los mismos postulados aquí enunciados se escuchan en las voces de todos esos candidatos que hoy por hoy aspiran a conseguir los votos de octubre próximo...
Porque nuestros pensamientos, acciones y decisiones siempre estarán enmarcadas alrededor del bien de todos, no de un voto particular. Por eso, comprometeremos a los aspirantes a cargos públicos para que se implementen políticas y programas que rompan la inequidad e injusticia. Con nosotros, los ciudadanos verán resultados positivos en el corto, mediano y largo plazo.

Veedurías, hay muchas; asociaciones cívicas también se ven por doquier; ni hablar de los pactos de transparencia que se firman con relativa frecuencia… No obstante, el ciudadano del común nota con asombro que de nada sirven estos grupos, pues la corrupción ‘reina’. ¿Qué diferencia tiene este movimiento con los demás?
Eso es cierto. La ciudanía es cada vez más escéptica, pero debemos insistir. Si nos resignamos, si desistimos, estaremos entregando el Departamento, las ciudades y sus fondos públicos en las manos de “los de siempre”. Los movimientos cívicos están demostrando, en todo el mundo, ser la única expresión de fuerza para enfrentar y cambiar las cosas.

¿Podría verse este movimiento, guardando las proporciones, como los que se han gestado en países de Europa y que están buscando reivindicaciones sociales?
Hoy se percibe un nuevo orden mundial que debe llamarnos a todos a la reflexión. Estamos viendo a los  “Indignados”, en España, descontentos con el manejo económico de su país y los fondos públicos; recientemente, los ingleses salieron en defensa de grupos étnicos atropellados; hemos  conocido protestas en Grecia de sus ciudadanos, exigiendo un cambio en el modelo económico de ese país, en fin….
Si los amigos que nos leen este domingo se unen a nuestra causa, podremos lograr grandes cosas para la ciudad y  para la región iniciando por elegir bien y votar bien. ¿Cómo? estudiando las hojas de vida de los candidatos, de manera que elijamos personas que respeten el tesoro público y ayuden a formular políticas que ordenen y prioricen el gasto hacia lo social para vencer la inequidad y reducir la pobreza.

Ustedes no pueden desconocer que estamos en la víspera de los comicios de octubre. ¿Acaso este movimiento no es un grupo político más que busca, a mediano plazo, un protagonismo electoral?
Entre nuestros objetivos políticos de mediano y largo plazo estará formar nuevas generaciones de líderes decentes, que a futuro estén capacitados para estar en el poder donde se diseñan y formulan las políticas públicas. Sin embargo, el papel protagónico lo deberán tener los ciudadanos que se acerquen y deseen denunciar cualquier acto que atente contra la pureza de las elecciones como el soborno de líderes, la compra de votos, la utilización de recursos del Estado y la participación de funcionario públicos en las campañas. Ojo: no vamos a perder la independencia ni autonomía de nuestra actividad de veeduría y de crítica.

¿Y si encuentran candidados políticos serios, honestos y responsables para los comicios de octubre, contemplarían en algún momento ofrecerles sus respaldos?
No se trata de eso.  Lo que queremos como movimiento es invitar a la reflexión para que los electores voten de manera libre y consciente, rechazando prácticas politiqueras como la compra de sufragios.

Al ver la lista de los voceros del MCC se detectan reconocidas personas quienes, sin lugar a dudas, tienen hojas de vidas intachables. Sin embargo, entre los miembros no hay líderes cívicos ni gente de los estratos 1, 2 y 3. ¿Por qué? ¿Será que representan a cierta élite?
Llevamos apenas dos meses de trabajo. El grupo al que se refiere es apenas la base, el “embrión” de lo que será un gran movimiento de opinión. Una de las tareas inmediatas será convocar líderes de barrio, deportistas, asociaciones, gremios, sindicatos, estudiantes, amas de casa, en fin... toda esa amalgama social, económica y política que desee acompañarnos alrededor de nuestros postulados. Las élites y las clases emergentes, sobre todo aquellas que comulgan con el ‘todo vale’, son las responsables de la inequidad que queremos combatir.
Queremos decirles que existen importantes comerciantes, empresarios exitosos, a quienes les duele el deterioro de la ciudad. Y en nuestro movimiento habrá cabida para quienes estén de acuerdo en que debemos detener esta “carrera loca en bajada” que llevan la sociedad y la ciudad en general.

El movimiento que ustedes lideran, sin lugar a dudas, toca callos e intereses de ciertos sectores. ¿Cómo harán para no dejarse intimidar y lograr esa independencia de la que tanto hablan?
De hecho estos movimientos terminan pisando intereses particulares, pero el MCC se ha formado para defender y hacer primar el interés general sobre el particular. Esta debe ser una ciudad para todas sus gente y no para unos pocos dirigentes o funcionarios, “puestos ahí para hacer mandados”.  Aquí, no puede haber lugar a la intimidación.

¿Cuáles deben ser los perfiles del próximo Alcalde y del próximo Gobernador?
Deben ser personas decentes, con una estructura académica y profesional, experiencia en lo privado y en lo público, libre de ataduras de las famosas “alianzas programáticas”. Deben ser grandes planeadores de ciudad y muy comprometidos con las causas sociales.

¿Cómo combatir la corrupción en una ciudad donde la impunidad ‘campea’ y en donde la autoridad parece ciega, sordomuda, torpe, traste y testaruda?
Nos corresponde rechazar de forma categórica la corrupción en todas sus modalidades como los favoritismos, el clientelismo, el nepotismo, la doble moral, el ‘todo vale’, el saqueo del tesoro público y las actuaciones por acción u omisión que violen  la Constitución y las Leyes.

Florentino Rodríguez Pinzón
Edad: 57 años.
Profesión: Ingeniero Civil, egresado de la Universidad Industrial de Santander, UIS.
Otros estudios: Gerencia de Proyectos, de la Universidad de La Sabana. También es Especialista en Gestión Ambiental y Desarrollo Sostenible.
Experiencia laboral: Gerente de SICCON Ingenieros, Consultor y Asesor, Vicepresidente del Comité de Gremios de Santander y Miembro del Comité en Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán y de ASEDUIS. También fue miembro de la Junta Directiva del AMB y Jefe del Departamento de Construcciones del ISS.

Erwing Rodríguez-Salah
Edad: 44 años.
Profesión: Odontólogo, egresado de la Universidad Santo Tomás de Aquino, USTA.
Otros estudios: Magíster en Administración de Empresas, de la USTA; Especialista en Gerencia Estratégica de Marketing, de la UIS; en Alta Gerencia, de la Universidad de Los Andes; y Especialista en Gerencia de Servicios de Salud, de la UCC.
Experiencia laboral: Docente de posgrados en la UIS y en la USTA; Miembro de la Junta de Gobierno de la Congregación Mariana Claver; Miembro del Comité en Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán; Miembro de la Fundación Participar y del Club Rotario Bucaramanga;
Director Ejecutivo de Fenalco Santander; Gerente de Vifenalco; y Gerente Regional de Telefónica Data S.A.

Ellos hacen parte de este Movimiento Cívico

Erwing Rodríguez-Salah, Carlos Virviescas Pinzón, Eduardo Muñoz Serpa, Jaime Calderón Herrera, Eduardo Parra Gómez, Padre Eduardo Uribe Ferrero, Donaldo Ortiz Latorre, Álvaro Beltrán Pinzón, Florentino Rodríguez Pinzón, Julio González Reyes, Gilberto Reyes Zafra, Jairo Puentes Bruges, Hermano Joaquín Echeverry Hincapié, Eduardo Remolina Ordóñez, Orlando Beltrán Quezada, Leonardo Acevedo, Gabriel Galán Sarmiento, Edmundo Gavassa, Luis Carlos Estupiñán, Ignacio Pérez Cadena, Miguel José Pinilla Gutiérrez, Isabel Ocaziones, Álix Mancilla, Mario Flórez, Isabel Ortiz, Juan Carlos Núñez, Luis Álvaro Mejía, Cristhian Argüello, Álvaro Vecino Pico, Cristhian Melo Mc’Cormick, Manolo Azuero, Luis Roberto Schmalbach, Christhiane Lelievre, Víctor Julio Rodríguez, Gabriel Latorre, Juan de Jesús Zamora Durán, Víctor Hugo Parra Reyes, Jairo E. Portillo, Jorge Ortiz Prada, María Victoria Molina y Rafael Antonio Salcedo, entre otros reconocidos ciudadanos.

Publicidad
Publicada por: Euclides Ardila Rueda
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Comentarios