Sábado 11 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Fedecacao apoya a cacaoteros de la Provincia Comunera

En el salón de eventos del Punto Vive Digital de Socorro, cacaoteros de la región se dieron cita para recibir capacitación de los técnicos de la Federación Nacional de Cacaoteros.

Comparta este artículo ›

Jhoan Calderón Bayona / VANGUARDIA LIBERAL
Fedecacao está trabajando y aportando en zonas rurales, con viveros, podas, fertilización, manejo de agroinsumos, entre otros.
(Foto: Jhoan Calderón Bayona / VANGUARDIA LIBERAL)

Juan Alberto Rangel, técnico de dicha Federación y quien pertenece a la Unidad Técnica de Rionegro, 4 municipios de la Provincia Comunera y uno en la Guanentina, dijo a este medio que la reunión se dio a propósito de un proceso a través de la Secretaría de Agricultura, Fedecacao y el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, en donde productores se están certificando en manejo del cultivo del cacao por medio de 280 horas de estudio. A su vez, en zonas rurales están trabajando y orientando con viveros, podas, fertilización, manejo de agroinsumos, entre otros.

Juan Alberto Rangel dijo además que “se están manejando líneas de crédito por parte del Gobierno, entre otros campos que beneficien y motiven a los agricultores. La Federación aporta semillas, asistencia técnica y a través de las alcaldías entregamos insumos y parte de la mano de obra a los campesinos”.

El técnico señaló que aunque se está trabajando con encuestas de caracterización para tener una base de datos real y saber cuántos productos y hectáreas hay en la región, se sabe que en Socorro hay de 60 a 70 productores de cacao, en Palmas del Socorro 60, Guapotá de 180 a 200; Chima cuenta con 200 al igual que Simacota, y Guadalupe los sobrepasa con 300 a 350.

Publicidad
Publicada por: JHOAN CALDERÓN BAYONA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.