Martes 11 de Agosto de 2015 - 12:01 AM

Caso de hoy: gremio de taxistas sostiene que orden de revisar taxímetro es “arbitraria”

¡Esta sección atiende sus inquietudes! Cuéntele su caso al periodista Euclides Ardila Rueda, a través del correo: eardila@vanguardia.com

Comparta este artículo ›

Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Caso de hoy: gremio de taxistas sostiene que orden de revisar taxímetro es “arbitraria”
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Señor:

Defensor de la Comunidad

Es injusto e ilegal que el conductor que tiene el taxi matriculado en Girón o en Floridablanca pague en esos municipios la revisión del taxímetro y ahora también tenga que pagar por este mismo procedimiento en Bucaramanga.

Las autoridades de la capital santandereana no tienen en cuenta que, por cada revisión, cada conductor tiene que desembolsillar una suma $40 mil. Multiplique esa cifra por 7.200 taxis que hay en el área y se dará cuenta de que lo quiere esa entidad es lucrarse.

Además, si se tiene en cuenta que en la revisión técnico mecánica se paga la calibración de los taxímetros, es claro que esta nueva orden se tipifica como un nuevo impuesto para nuestro gremio.

Como voceros del gremio calificamos de “arbitraria” esta absurda disposición, porque la autoridad vial no puede exigir que se haga esta revisión solo en Bucaramanga, ya que los municipios son independientes y autónomos.

Nuestros vehículos, todos los años pagan legalmente impuestos, el derecho al taxímetro y la revisión de los dispositivos en cada municipio donde están matriculados. Es increíble que nos exijan una nueva actualización. Es por esto que nos oponemos a que una entidad monopolice esta revisión con el argumento que esta entidad tiene los equipos y aparatos para esta revisión. Espero que transmita esta inquietud en su columna.

Atentamente,

Daniel Méndez Santos, Gilberto Serrano y Álvaro Rincón, voceros de los taxistas.

Respuesta

Según Rafael Horacio Núñez Latorre, director de Tránsito Local, “aquí no se está haciendo nada ilegal. Con este procedimiento se busca proteger los derechos de los usuarios de ese servicio, a través de la vigilancia y control al funcionamiento de los taxímetros, para que estos operen de manera adecuada, garantizándoles una tarifa justa a los pasajeros.

Y es que el año pasado e incluso en lo que va corrido de este 2015, se han atendido centenares de quejas de personas que aseguraron haber sido víctimas de los abusos de algunos taxistas, de manera especial, frente a excesos en las tarifas que registraban los taxímetros.

“Los taxis que resulten rechazados podrán someterse a una segunda revisión el día sábado siguiente a su presentación inicial; y esta segunda presentación no tendrá costo alguno. Sin embargo, si reincide deberá cancelar de nuevo el valor del servicio; es decir, $40 mil”.

Publicidad
Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.