Miércoles 15 de Agosto de 2018 - 12:01 AM

Voceros sociales buscan respuestas de la Alcaldía

La comunidad del barrio Paseo del Mango, sector afectado por las lluvias a finales de julio, creó un Comité de Damnificados para concertar medidas preventivas para el sector y otros temas.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Entre las ayudas recibidas y pendientes por entregar hay cuñetes de pintura, rodillos, colchonetas, colchones, cobijas y sábanas, que serán entregadas en común acuerdo entre organismos de socorro y el Comité de Damnificados.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Entre los temas por los que sus habitantes urgen de información, está la búsqueda y explicación de las causas reales por las que se generó la avalancha, obras de mitigación relacionadas y tiempo para su ejecución, recuperación del sector y definir la forma de entrega de ayudas que han llegado, además del fin del registro único de damnificados.

“Nos reunimos con estos voceros, dando a conocer el concepto técnico de un profesional de la sociedad de geotecnistas de Santander, que le fue entregado a Acuasan y que recomienda además hacer estudios más profundos que ya se están averiguando con la UIS, para ver si esta los puede hacer”, aseguró Ariel Fernando Rojas Rodríguez, alcalde de San Gil.

La comunidad de Paseo del Mango no le da validez a esa percepción técnica debido a que fue contratada por Acuasan, ante lo cual el Alcalde responde que para eso también existe el concepto emitido por la CAS y por lo mismo es necesario el estudio complementario que se busca hacer con la UIS.

El mandatario Rojas Rodríguez argumenta que con todos esos estudios, se busca tener certeza de las obras de mitigación que se deben realizar, al igual que la forma correcta de canalizar las aguas lluvias.

Publicidad
Publicada por: VÍCTOR J ARDILA SÁNCHEZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.