Lunes 02 de Junio de 2014 - 11:23 AM

Violencia contra la mujer: “Nos falta más educación”

Hablan las estadísticas y los estudios: en Bucaramanga y el área metropolitana la violencia está arraigada, es cada día más difícil de combatir y aceptada tanto por hombres como por mujeres de distintas edades. Esto opinan los expertos y los ciudadanos sobre el tema.

Comparta este artículo ›

Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
Violencia contra la mujer: “Nos falta más educación”
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

La ciudad crece a gran escala y sus ciudadanos retroceden, se aferran a modelos retrógrados y prefieren la fuerza antes que la negociación para dar solución a sus conflictos. Esto aseguran expertos consultados por Vanguardia Liberal sobre el tema de violencia contra la mujer en la ciudad.

Pese a que existen diversos mecanismos legales para detener a los agresores y que las víctimas logran en muchos casos alejarse de sus victimarios y recuperarse de agresiones físicas y sicológicas, la tasa de denuncias por este delito creció el año pasado en un 41% con respecto al 33% del  2012.

Organizaciones sociales y entidades del Estado trabajan en promover estrategias de prevención en niñas, jóvenes y mujeres adultas y la Administración Departamental declaró el año 2014 “como el año de la paz y la cultura ciudadana en el territorio santandereano”. Pero aún con estas medidas, se siguen cometiendo toda clase de actos en contra de las mujeres y el machismo sigue arraigado. 

Hace una semana, Bucaramanga se sorprendió con los resultados de la encuesta de cultura ciudadana realizada por la Corporación Visionarios por Colombia, aplicada en la capital santandereana y en Floridablanca, Girón y Piedecuesta, y liderada por la Gobernación de Santander y la Cámara de Comercio. Según esta encuesta, uno de cada 10 bumangueses aprueba el maltrato a la mujer “cuando hay motivos”.

También causaron indignación los datos mostrados por el estudio sobre calidad de vida de las mujeres en el área metropolitana del programa Cómo Vamos, en el que Bucaramanga supera la tasa nacional de violencia contra la mujer en el escenario de una relación de pareja, pues las estadísticas indicaron que de 10 mil mujeres, 24 fueron agredidas por su pareja o expareja el año anterior, mientras en el país la cifra llegó a los 20 casos. 

Según cifras del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses reportadas en el informe Lesiones de Causa Externa en el Área Metropolitana de Bucaramanga, de cada 10 homicidios cometidos por parejas o exparejas en 2013 siete de las víctimas fueron mujeres.

Ante este panorama, ¿cuál es la solución? Vanguardia Liberal consultó a un grupo de 30 ciudadanos sobre cómo actuaría frente a determinadas situaciones donde se da el maltrato a la mujer. Las situaciones analizadas son las mismas que han estudiado las autoridades que reciben las denuncias de las mujeres y que se encuentran en investigaciones académicas hechas por universidades y organizaciones sociales, así como Medicina Legal.

En muchos de los casos son las mujeres quienes justifican la agresión.

NADIE ES OBEDIENTE, SE RECIBEN ÓRDENES Y SE PERMITE EL MALTRATO

¿Lo económico ata a las mujeres a una relación sentimental y hace que estas obedezcan a sus compañeros sentimentales? ¿Recibe órdenes de su pareja cuando esta le pide que se aleje de su familia o amigos? “Ya nadie hace caso. Lo que le ocurre a muchas mujeres es que son sumisas y no alegan”, comentó una mujer de 49 años.

Para la mayoría de los entrevistados lo económico no mantiene una relación. Ocho de los hombres entrevistados dijeron que lo económico sí genera violencia y disputas, “pues la plata no alcanza y las mujeres piden muchas cosas inútiles”, añadió un entrevistado.

¿Considera que las mujeres que permiten el maltrato de sus parejas se lo tienen merecido? 18 de los consultados dijeron que “nadie debe ser maltratado”. Un grupo de seis, entre mujeres y hombres, contestaron que no debería ser así, pero las mujeres “se lo merecen por ser sumisas”, “porque les gusta el maltrato”, “porque se han acostumbrado” y “por no tener carácter”.

ELLAS DEBEN TRABAJAR Y ESTUDIAR

Frente a la pregunta si la mujer debe o no trabajar y estudiar, los hombres entrevistados respondieron de manera afirmativa. Cuatro aseguraron que no solo lo deben hacer por su independencia económica, sino por su familia y “porque debe realizarse como persona”.

Otros expresaron que el trabajo y el estudio son sinónimo de igualdad. Algunos aseguraron que lo deben hacer, porque “en los hogares tanto el hombre como la mujer debe aportar”. “Eso era antes que el hombre era el único ‘marrano’ que mantenía la casa. Ahora es entre dos”, añadió uno de los consultados.

Las 15 mujeres consultadas expresaron que para ellas el estudio y el trabajo es sinónimo de igualdad. “Considero que es la mejor forma de erradicar la violencia en los hogares. No crea, el dinero sí importa. Ser una mantenida no es una opción hoy día, es un problema en realidad”, comentó una de las entrevistadas de 28 años.

DOMINAR EN LAS RELACIONES SENTIMENTALES, UNA OPCIÓN PARA NO PERDER AL OTRO

Ante la pregunta sobre si ejerce o no dominio o violencia sobre el otro en una relación sentimental, ocho de las 15 mujeres consultadas aseguraron que sí ejercen dominio sobre sus parejas, especialmente, para evitar infidelidades y “porque cuando la gente se enamora pierde la capacidad de decidir”, añadió una de las entrevistadas.

Seis de los 15 hombres preguntados aseguraron que es necesaria la figura dominante, “porque alguien debe llevar las riendas de la relación” y porque muchas mujeres son “sumisas”. Dos aseguraron que no estaban seguros. El resto precisó que debe predominar la igualdad.

LA VIOLENCIA POR SER INFIEL ES VÁLIDA

Si se encuentra a la compañera sentimental en una situación de infidelidad, dos hombres expresaron que “la felicitarían por tomar la decisión que él no se atrevió a tomar”. Seis expresaron que lo mejor era dejarlas y no hacer espectáculo. No obstante, siete de los entrevistados dijeron que actuarían con violencia. “Los golpearía con el primer elemento que tuviera a la mano”, expresó un ciudadano.

La mayoría de las mujeres contestaron que si una mujer es infiel se debe a que no ama a su pareja y se siente inconforme. 

EL SEXO NO ES OBLIGATORIO, PERO SI NO EXISTE HAY QUE BUSCAR OTRA

Para la mayoría de hombres entrevistados, no se debe obligar a la mujer a tener sexo, pues ella debe estar dispuesta y se debe sentir bien. Sin embargo, los comentarios como “si ella no quiere conmigo, voy y me meto a la cama de otras”, “para eso se tienen las amigas”, “sería el paso para ser infiel”, no se hicieron esperar.

“Todo depende. Las mujeres no son bobas. Si no quieren con uno, es porque quieren con otros”, agregó uno de los entrevistados.

Las 15 mujeres aseguraron que no pueden ser obligadas a tener relaciones sexuales, que hasta el “sexo debe ser acordado”. Pese a esto, algunas señalaron que si no acceden a la petición, “sí hay otras que le están calentado la cama” a sus parejas. “Los hombres se vuelven muy agresivos cuando no tienen sexo con sus mujeres”, comentó una de las consultadas.

LAS HIJAS DEBEN PROTEGERSE MÁS QUE LOS HIJOS

A los 30 entrevistados les preocupa la situación de los niños, niñas y jóvenes, quienes se enfrentan a situaciones como el embarazo adolescente, a las riñas y a las drogas en el momento menos pensado. En este caso, en cuanto a educación, ¿las hijas deben tener menos libertades y más restricciones que los hijos?10 de las mujeres entrevistadas dijeron que sí se deben controlar más a las niñas, que se debe dar la igualdad, pero las “niñas están más expuestas y vulnerables”, comentó una mujer de 75 años. Los hombres expresaron que vigilar más a unos que otros genera desigualdad, pero sí se deben vigilar más las mujeres que los hombres.

“Falta educación en los hogares, enseñarles a las niñas que se hagan respetar  y que no son objetos por tener buen cuerpo”, concluyó un padre de 40 años.

MIRAR LA POBREZA Y A LAS NUEVAS GENERACIONES

“A partir de las emociones, las costumbres y las acciones también se puede crear cultura ciudadana”, asegura Corpovisionarios. La organización también recomienda que se deben mirar el crecimiento de la pobreza, la cual permite que aumente el conflicto y que los ciudadanos se vean inmiscuidos en él.

Por su parte, Catalina Valencia, sicóloga de Mujer y Futuro, asegura que mientras se siga considerando a la mujer como una posesión, como un carro o una finca, nada va a cambiar. “El tema económico, es decir que la mujer no tenga poder adquisitivo, dejó de ser una de las causas de violencia en la ciudad, porque pese a que ganan sumas considerables de dinero, al entrar a sus casas se enfrentan a una pareja que las maltrata, como ocurre en los estratos altos, por ejemplo.  “Falta educación, que los hombres tengan la oportunidad de pensar en nuevas masculinidades, distinto a lo que hicieron los abuelos y los padres.

Lo triste es que las nuevas generaciones, en especial las niñas de los colegios, son las que están permitiendo la violencia y permitiendo el machismo”.

LA VOZ DEL EXPERTO

Isabel Ortiz, sicóloga de la Fundación Mujer y Futuro

Existen campañas para que los peatones transiten por las zonas permitidas, para que se use el sistema de transporte masivo, pero no hay campañas contra el machismo. Este es un tema arraigado en nuestra sociedad. El consumo de licor, por ejemplo, ayuda a que se manifieste la fuerza y por ende la violencia contra la mujer. Pero esto, como los ataques, tampoco son controlados.

Lo más grave es que la idea de dominio del cuerpo y de la vida de las mujeres está arraigada en la mayoría de los hombres. Telenovelas, chistes, mensajes publicitarios insensibilizan a la sociedad, mientras las mujeres pierden su dignidad”. 

Publicidad
Publicada por: XIOMARA MONTAÑEZ MONSALVE
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.