Por falta de una escuela, 11 niños reciben clases en el pasillo de una casa en Santander | Región | Vanguardia.com
Jueves 09 de Marzo de 2017 - 07:00 AM

Por falta de una escuela, 11 niños reciben clases en el pasillo de una casa en Santander

Comparta este artículo ›

Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Los 11 niños, entre los cinco y 11 años, no van a la escuela porque una falla geológica destruyó su colegio hace tres años.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Una falla geológica destruyó su colegio hace dos años. Reciben clases de educación física en la carretera. Gobernación prometió entregar una nueva escuela.

Los menores, inscritos en la escuela El Placer de una vereda en Guadalupe, Santander, llevan dos años recibiendo clases en la entrada de una casa porque su escuela se derrumbó en el 2014.

Los 11 niños, entre los cinco y 11 años, no van a la escuela porque una falla geológica destruyó su colegio. Estos estudiantes reciben sus clases confinados en la entrada de una casa mientras esperan la construcción de una nueva institución.

A los habitantes de la vereda Sofrino, de Guadalupe al sur oriente de Santander, no les quedó de otra que buscar la casa para albergar a los estudiantes cuando a finales de 2014 los encargados de la Oficina de Gestión de Riesgo de la Gobernación de Santander les indicaron que por razones de seguridad conminó a desalojar la institución por una falla geológica.

Así lo confirmó a Vanguardia.com la profesora de la escuela El Placer, Martha Fonseca, quien además explicó que la escuela fue construida sin realizar estudio de suelos.

"Vinieron y hace tres años vieron las grietas en la estructura y el riesgo de deslizamiento de tierra concluyeron, sin realizar estudios, que se trataba de un problema de suelos por una falla geológica. Sin embargo, este no es el único problema. No se tienen las escrituras del terreno. Esta institución llevaba 40 años de ser construida y no hay registro que confirme quién es el dueño. Entonces, la Gobernación no pudo inyectarle recursos”, afirmó la maestra Martha Fonseca.

Vanguardia.com intentó establecer, con la oficina de Gestión del Riesgo de Santander, si tenía conocimiento de la falla geológica que afecta a este terreno. Sin embargo, Ramón Ramírez, coordinador de esta oficina, aseguró que no se tienen datos de este terreno.

A esta situación se suma que en la casa donde funciona la escuela, lugar donde vive la familia de una de las estudiantes, no hay suficiente espacio para que los niños puedan disfrutar correctamente de sus clases y de su jornada de descanso.

"No tenemos tablero, ni un sitio en dónde ellos puedan tomar sus onces o salir a jugar en el recreo y tampoco contamos con un espacio para hacer educación física. Nos toca ejercitarnos un poco en la carretera, porque no hay en dónde…”, contó Fonseca.

A la falta de claridad sobre quién es el dueño del predio se le unió entonces el cambio de administraciones locales, pues aunque el anterior alcalde de Guadalupe, Oscar Hernando Sierra Zuleta, aseguró que radicó en 2015 un proyecto para la nueva escuela el actual mandatario, Libardo Romero Rodríguez, le dijo a la comunidad del sector que no estaba enterado del asunto.

Según Fonseca, esta problemática también ha perjudicado a más niños del sector pues, al no tener una escuela formal, no pueden matricularlos.

¿Qué dice la Gobernación de Santander?

Respecto a la situación de los estudiantes de El Placer, la secretaria de Educación de Santander, Ana de Dios Tarazona, le dijo a Vanguardia.com que se le ofreció a los padres de familia transporte escolar para que los estudiantes asistieran a un colegio en otra vereda, propuesta que sería de manera provisional, para garantizarla educación de calidad de sus hijos.

"Están pidiendo que se arregle la casa donde ahora dictan las clases pero no se puede, así como tampoco se puede arreglar la anterior escuela, porque la ley prohíbe hacer inversiones a predios que no sean del Estado. Cuando nos enteramos del caso inmediatamente hablamos con el Alcalde (de Guadalupe) para ofrece el transporte escolar para pero la comunidad no aceptó", afirmó Tarazona.

Un padre de familia de la comunidad aseguró que se rechazó el ofrecimiento del transporte escolar por la distancia que deben recorrer los menores de edad. “Los niños viven lejísimos. Les toca caminar cerca de una hora para llegar a la carretera y de la carretera al otro colegio son 30 minutos en carro".

La Secretaria de Educación de Santander agregó que hay otras dos escuelas en Guadalupe que están en iguales condiciones. "El Placer, junto a otras dos sedes están construidas en fallas geológicas, pero la única que colapsó fue la de Sofrino".

Se buscará un terreno

Según la jefe de la cartera de Educación, la Gobernación de Santander, junto con la Alcaldía de Guadalupe firmarán un convenio para buscar un terreno, comprarlo y construir allí la escuela con las condiciones que estipula el Ministerio de Educación. Sin embargo no hay tiempo estimado para que la institución sea una realidad.

"Sí necesitamos la sede propia, de eso estamos seguros, y se las vamos a construir. Pero eso lleva tiempo. Desde 2016 hemos priorizado la infraestructura educativa del departamento, porque en todo Santander hemos encontrado casos como este. Mientras tanto le vamos a dar cuñetes de pintura a los dueños de la casa para arreglarla, porque no podemos invertirle más dinero", explicó la funcionaria.

Publicidad
Publicada por: Daniela Puentes Rueda
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.