Miércoles 30 de Mayo de 2018 - 12:01 AM

Lebrija, en la ‘ruta’ del desminado

La Brigada de Desminado Humanitario adscrita al Batallón de Ingenieros Desminado Humanitario Número 3, y la Alcaldía de Lebrija convocan a los presidentes de Junta de Acción de Comunal en este municipio para que faciliten información que permita identificar antecedentes relacionados con artefactos explosivos o minas antipersona.

Comparta este artículo ›

Suministrada  / VANGUARDIA LIBERAL
El desminado incluye fase de estudios no técnicos, la intervención con técnicas de desminado manual y la restitución de tierras.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

El llamado es a las 63 veredas que conforman este municipio, en donde entre el 2006 y el 2013 se reportaron 13 eventos abiertos con minas antipersona, según informó la comandancia de la Brigada de Desminado Humanitario adscrita al Batallón de Ingenieros Desminado Humanitario Número 3 con sede en Puerto Berrío, que tiene jurisdicción en Santander, Boyacá y Caldas.

Con base en la información que se recolecte de los eventos que suministre la comunidad, se convocará a un consejo de seguridad para socializar el tema del desminado humanitario, y determinar qué veredas hay que intervenir y cuáles descartar, explicaron fuentes oficiales de dicha brigada.

El paso siguiente es elaborar un plan de operación para intervenir estas zonas rurales y posteriormente examinar minuciosamente con el fin de hacer un diagnóstico del terreno.

En la actualidad los municipios libres de contaminación de minas antipersona en el departamento son San Vicente de Chucurí, Sabana de Torres y Barrancabermeja, los cuales fueron priorizados. Sin embargo, la labor se realizará en los 87 municipios de Santander, aclaró la Brigada de Desminado Humanitario.

Publicidad
Publicada por: ÁNGELA CASTRO ARIZA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.