Miércoles 12 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

Desabastecimiento de agua en Lebrija está en un punto crítico

La comunidad manifestó su inconformismo por los horarios de abastecimiento, mientras que los representantes de Empulebrija dijeron que se trata de una prueba piloto.

Comparta este artículo ›

Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Los bajos niveles del embalse de Lebrija obligaron a las autoridades a ampliar el horario de desabastecimiento.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

A mediados de junio representantes de la Empresa de Servicios Públicos de Lebrija, Empulebrija, monitoreaban los niveles de la represa Piedras Negras, que surte a más de 23 mil personas del casco urbano de Lebrija, tras el levantamiento del racionamiento el 16 de mayo pasado.

En ese momento los operarios indicaron que la represa estaba en su tope máximo de llenado, que es de 3,50 metros. Sin embargo, dos meses después la situación es compleja.

Hace unas semanas se inició el racionamiento, pues según Fulvia Santamaría, gerente de Empulebrija, “la planta ya no es capaz de despachar los litros de agua por segundo, por lo que fue necesario sectorizar y racionar el agua”

La funcionaria precisó que estas medidas hacen parte de una prueba piloto, para analizar el comportamiento de los barrios, aclarando que no es una medida definitiva.

“Ya le hemos socializado a la comunidad que esto es un estudio para buscar nuevas medidas que permitan mejorar la prestación del servicio en tiempos de escasez. El Alcalde ha gestionado los carro tanques que abastecen de agua del embalse de lunes a viernes”

Medida injusta

Para varios de los residentes las medidas son injustas, pues en los últimos días han recibido el líquido vital por ocho horas cada tres días, situación que los tiene bastante incómodos.

Reinaldo Jaimes, residente del casco urbano, comentó que la medida perturba el buen vivir y hace complejas los quehaceres diarios.

Por su parte, Viviana Herrera, habitante de Lebrija, cree que los costos de vida suben, pues además de asumir el valor de los servicios públicos, deben comprar el agua para cocinar, asearse y las demás labores del hogar.

Posibles soluciones

Findeter, Esant y Alcaldías de Lebrija y Girón firmaron un convenio con el Ministerio de Vivienda por $21 mil millones para que el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga (AMB) le suministre agua a los dos municipios. De este proyecto se conoce que la Secretaría de Infraestructura viene adelantando la compra de 11 predios para servidumbre y dos predios, uno para el tanque de almacenamiento, ubicado en la vereda San Pablo, cerca al peaje antes de subir al aeropuerto; y el otro para la estación de bombeo en el sector del Carrizal, en el centro de Girón.

Publicidad
Publicada por: JUAN MANUEL MORALES
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.