Lunes 28 de Julio de 2014 - 07:53 PM

Imágenes de la historia de amor en una alcantarilla de Bucaramanga

Diana y Luis llevan más de 20 años deambulando en el mundo de las drogas y el alcohol. Descubrieron en una alcantarilla el mejor lugar para convivir. Pese a las lluvias, al ruido del tráfico, al calor sofocante y los olores nauseabundos, Diana y Luis no quieren abandonar las calles. El Hogar Jerusalén trabaja en su rehabilitación.

Comparta este artículo ›

Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
El hogar de Diana, Luis y ‘Niña’ durante ocho meses. Con plásticos cubrían la alcantarilla.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Un amigo de Luis le llevaba comida a Diana todos los días. ‘Niña’ también era alimentada.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Un amigo de Luis le llevaba comida a Diana todos los días. ‘Niña’ también era alimentada.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Un amigo de Luis le llevaba comida a Diana todos los días. ‘Niña’ también era alimentada.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
El hogar de Diana, Luis y ‘Niña’ durante ocho meses. Con plásticos cubrían la alcantarilla.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana llora al recordar a su padre, quien murió hace tres meses mientras ellas estaba hospitalizada en el HUS.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Olmedo Sepúlveda, director del Hogar Jerusalén, recibió a la pareja. En el lugar se encuentran 35 hombres y mujeres que buscan alejarse de las drogas y salir de las calles.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Diana aceptó salir de la alcantarilla, porque Luis le prometió que no le pasaría nada a su perra. Con un beso sellaron la promesa.
(Foto: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL)
Publicidad
Publicada por: Didier Niño / VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.