Trapiches de Santander: molienda para la remembranza | Región | Vanguardia.com
Viernes 01 de Diciembre de 2017 - 04:02 PM

Trapiches de Santander: molienda para la remembranza

Comparta este artículo ›

César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL
Trapiches de Santander: molienda para la remembranza
(Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL)
Cañaveral, una de las urbanizaciones de Floridablanca, heredó su nombre de la actividad agrícola que se desarrollaba en esa zona: eran amplios cañaduzales que reverdecían durante todo el año y que desaparecieron tras las edificaciones.

Si se tuviera una imagen de cómo era Bucaramanga y su área metropolitana entre 1960 y 1980, y se acoplara a tiempo real, se podrían sentir los olores irradiados de las moliendas paneleras desde  la sala de televisión de muchos apartamentos. Los cañaduzales, para no ir muy lejos, comenzaban pasando el Viaducto García Cadena en Provenza, seguidos por los de Cañaveral que empataban con el Valle del Río Frío hasta Girón.

También reverdecían en la parte oriental de Floridablanca (barrios La Cumbre y El Carmen) y llegaban hasta las plantaciones de Piedecuesta donde se expandían a sus anchas por el Valle de Guatiguará. Allí armonizaban con los bosques de caracolíes, que al igual que la panela le dicen adiós a esas tierras en cada temporada de vientos con el batir de sus ya escasas hojas.

Eran 20 mil hectáreas de caña panelera procesadas en dos cosechas al año, siendo la de septiembre la de mayor abundancia, al pegarse  a la recolección de café. Hoy esta Bucaramanga queda en el recuerdo ante la desaparición de sus trapiches.

 

Publicidad
Publicada por: César Flórez
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.