Lunes 19 de Septiembre de 2016 - 12:01 AM

Hazaña colombiana en los Juegos Paralímpicos Río-2016

Finalizados estos Juegos, ahora la meta será Tokio-2020, por eso se debe mantener el trabajo y empezar a construir con estos atletas, sin olvidar la búsqueda de nuevos atletas.

Comparta este artículo ›

Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
El nadador santandereano Carlos Daniel Serrano fue el héroe de Colombia tras alcanzar un oro, una plata y un bronce, además, fue el abanderado en la ceremonia de clausura.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Nelson Crispín Corzo, el abanderado de Colombia en las justas, no se quedó atrás y con tres preseas de plata se destacó en la natación.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Antes de Río-2016 aparecían cinco medallas en la historia del deporte paralímpico colombiano. Finalizado Río-2016 son 22 históricas. La delegación colombiana de 39 héroes que viajó a territorio brasileño cumplió una hazaña digna de superhéroes: Fueron 17 medallas.

Superar la docena de medallas no estaba en las cuentas de nadie. Las expectativas del Comité Paralímpico Colombiano eran cinco medallas, por eso lo hecho por éstos muchachos en Río de Janeiro no tiene calificativo que pueda describir tal hazaña. ¡Es histórico!

“Es, históricamente, la participación más importante que hayamos tenido y es un orgullo no para las personas con capacidad especial, sino para los 48 millones de colombianos que tienen que estar orgullosos de los logros de estos muchachos”, aseguró Juan Salazar, encargado de liderar el Programa Presidencial para la Inclusión de Personas con Discapacidad en Colombia.

Fueron tres medallas de Carlos Daniel Serrano, tres de Nelson Crispín, dos de Mauricio Valencia, la tercera en tres Juegos consecutivos de Moisés Fuentes y ocho preseas más con Weiner Díaz, Maritza Arango, Javier Ayala, Luis Lucumí, Martha Liliana Hernández, Diego Dueñas, Edwin Matiz y el relevo femenino de 4x100 en el atletismo.

El talento de los santandereanos Carlos Daniel Serrano y Nelson Crispín, inspirados en Moisés Fuentes, no tiene límites y es a largo plazo, porque Crispín tiene 24 años y Serrano 18. Por eso, no solo este presente en Río-2016 es alentador, sino que el futuro también, para continuar por la senda del triunfo deportivo.

“No solo fue la inversión, también ha sido la aparición de talentos deportivos que le han apostado al deporte y que pueden hoy mostrar estos enormes resultados, en parte gracias a dos referentes que abrieron el camino y demostraron que sí se podía: Elkin Serna y Moisés Fuentes, quienes inspiraron a los medallistas de hoy”, destacó Salazar.

Es por eso que el camino que abrieron Serna y Fuentes, con 31 y 41 años de edad, respectivamente, ahora lo toman Serrano y Crispín para que el deporte Paralímpico colombiano siga creciendo al punto de convertirse, como lo quiere el deporte convencional, en una potencia deportiva continental, porque en Río-2016 Colombia fue sexto en la zona americana, detrás de Estados Unidos, Brasil, Canadá, México y Cuba.

Publicidad
Publicada por: COLPRENSA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.