Jueves 26 de Mayo de 2011 - 12:01 AM

Las respuestas de Dios

Dicen que si usted siente que sus plegarias a Dios fracasan, es porque le falta sinceridad al hablar con Él.

Comparta este artículo ›

Dios sólo ofrece tres tipos de respuestas a sus plegarias:
La 1ª - “Sí”.
La 2ª - “Todavía no”.
La 3ª - “Estoy pensado en algo mejor para usted”.
¿A qué viene tal reflexión?
A que por más que esté pasando por momentos difíciles, Dios se está preparando para bendecirlo de una manera que usted ni siquiera alcanza a imaginar.
Eso sí, “a Dios rogando y con el mazo dando”.
Mejor dicho: le corresponde trabajar en sus metas como  si todo, absolutamente todo, dependiera de usted. Y a la par, debe confiar en Dios; porque sin su venia nada conseguirá
Es cierto: es usted quien controla la dirección de su vida individual con sus decisiones; pero también el Creador le despeja o no el camino.
El Padre le da el inapreciable don del libre albedrío. Él, en su infinita generosidad, le ha confiado a cada uno de nosotros parte de su prerrogativa de la voluntad.
Y no sólo usted, todos tenemos la opción de buscar la voluntad del Padre en cualquier situación; sea en momentos de tristeza o de felicidad.
Dios sabe qué es lo mejor para nuestras vidas y por eso quiere que hagamos su Voluntad; pero Él nunca nos obliga a aceptarla.
Porque, al darnos el libre albedrío, nos ha dado también el completo control sobre nuestras propias decisiones.
La gente consume drogas  alucinógenas porque quiere, es indisciplinada porque así lo decide, es perezosa porque simplemente no se quiere levantar de la cama.
Jamás le eche la culpa a Dios por sus decisiones.
Una clave para actuar y dejar que Dios nos bendiga consiste en pensar de una forma positiva.
Si desde hoy se pone en la tarea de familiarizarse con pensamientos optimistas, verá que todo lo que le ocurra alrededor cambiará de semblante.
Las cosas que le sucedan, así sean problemas, serán lo suficientemente nítidas como para saber cómo actuar.
Haga la prueba con algo que le esté ocurriendo: imagine que todo le va a salir bien y verá que, dentro de poco, el tono de esa angustia que lo agobia dejará de ser gris.
Cuando lo apabulle cualquier derrota, pregúntese:
¿Qué provecho puede sacar de esto?
¿No será todo esto un abono para producir flores al jardín de su alma?
Recuerde que cada sufrimiento puede traer consecuencias positivas.
Además, pídale a Dios con la certeza de que Él le dará algunas de sus tres respuestas.

Reflexión
El haber nacido como somos no depende de nosotros. Pero sacar el mayor provecho de lo que somos, sí depende en gran parte de nuestro propio esfuerzo.

La fe
Tenga fe, ella neutraliza los temores.
Usted no nació para fallar, sino para triunfar. Si no hubiera nacido para esto, no lo habría creado Dios.
No le falle a este buen deseo que el Creador tenía cuando lo trajo al mundo.
Si quiere, ponga a prueba el poder tremendo de la oración y moverá montañas. La fe es una conquistadora de milagros.

La solución
Si se enfrenta a una seria dificultad, serénese y estudie con tranquilidad los factores que enredan su situación. Pensando con detenimiento los hechos y analizándolos, descubrirá pistas para salir a flote.

Decisión
El zumo de la vida suele ser amargo o dulce. Todo depende de cómo lo quiera tomar: si le parece agrio, en sus manos está la responsabilidad de echarle un cucharada de azúcar.

El tiempo
Déjele al tiempo que le ayude a arreglar sus asuntos. Los años enseñan a dejarle las soluciones a las horas, antes de obtenerlas de manera inmediata. ¡Claro! no deje de encomendarle a Dios todos sus afanes y proyectos; verá que con Él se le cumplen sus buenos deseos.

Bella historia
¿Qué me darás campo
mío este año?
La pregunta se la hizo el
labrador a su terreno. Y la naturaleza le respondió:
“Eso dependerá de lo que tú me des a mí. Ojo: si me das riego, abono, semillas y trabajo; yo te devolveré abundantes cosechas”.

Publicidad
Publicada por: EUCLIDES ARDILA RUEDA
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.