Inicio >> Vida y Estilo >> Galería

Comparta este artículo ›

Twitterfacebook
Martes 11 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Amigos tóxicos

Amigos tóxicos
Rodearse de este tipo de personas puede dejarle cantidad de consecuencias.

Están junto a usted y viven haciendo comentarios fuera de tono. Incluso entran en una constante competencia con sus logros. Más de una vez han minimizado sus metas, poca alegría se siente de parte de ellos ante sus triunfos. Y como envidia es mejor despertarla que sentirla, usted ha ido detectando en ellos comportamientos impropios de un verdadero amigo.
Esos son los amigos tóxicos, por lo general no son de su entera confianza, es más, pueden ser simples compañeros. Usted tiene claro que ninguna de las características antes mencionadas le permitirían darle un título tan importante a alguien. En ese tipo de casos aplica el refrán: “amigo el ratón del queso, y se lo comió”.
Así que cuídese de ese tipo de personajes. Ese que vive burlándose de usted, poniéndolo como protagonista del chiste de la noche, también es un amigo tóxico.

Son mal llamados “amigos”. Una persona que es tóxica no puede considerarse su amigo. Por eso, ante cualquier duda, desconfianza o señal de envidia, lo mejor es  alejarse de esa persona a tiempo.

Preguntas y respuestas

Felipe Andrés Moreno Sánchez
Psicólogo
¿A quienes podemos considerar amigos tóxicos?
A esas personas que lejos de ayudarte te perjudican, son personas que te asesoran mal, con las que no sales del problema sino con las que te hundes más. Por supuesto encajan en este tipo de amigos tóxicos aquellos que hacen invitaciones que van en contra de nuestra salud y de nuestra misma integridad física y moral.
¿Cuál es la clave para no convertirnos en amigos tóxicos?
Debemos empezar por desearles a nuestros amigos lo que queremos para nosotros.
Si partimos de ese punto seremos buenos amigos, pues no vamos a aconsejar algo que pueda perjudicar al otro, solo vamos a desearle alegrías, triunfos y una vida de tranquilidad.
¿Qué consecuencias nos deja estar rodeados de amigos tóxicos?
Si nos rodeamos de amigos tóxicos vamos a estar en una constante pelea con ellos, en una discusión tras otra, incluso podemos perder personas especiales porque los amigos tóxicos nos pueden alejar de personas que valen la pena.
Otra de las grandes consecuencias es que terminaremos solos, pues los amigos tóxicos son los menos fieles, y ante cualquier inconveniente o dificultad desaparecerán.
Es por ello que debemos aprender a ser selectivos, a pasar a nuestros amigos por varios filtros.

Señales que hablan de un amigo tóxico
1El egocéntrico
Es esa persona que vive hablando solo de él. Quiere ser el centro de atención y no es que a usted eso le incomode, pero el problema se presenta cada vez que quiere minimizar a los otros. Aunque usted mantenga la calma, hay momentos en que no está para vanagloriar al otro.
¿Qué hacer ante este tipo de comportamientos de amigo tóxico? ¿Es mejor bajar de la nube a esa persona o ignorarlo?
Frente al tema explicó el psicólogo Felipe Andrés Moreno Sánchez, que “ese tipo de personas deben ignorarse respecto a sus logros, de lo contrario vamos a vivir en discusión con ellos y comparando nuestros logros. Recordemos que  todos somos diferentes, entonces para qué entrar en conflicto”.
La recomendación es no caer en ese juego del egocéntrico sino estar seguro de lo que se ha logrado a manera personal, del esfuerzo que se ha hecho y de lo importante que es para nosotros cada resultado, sin importar qué piense el otro. Esto hará que nadie pueda minimizar sus metas.
Hágalos significativos para usted.
2El criticón
Es ese amigo que a todo le va poniendo un ‘pero’. Los logros del amigo nunca serán de aplaudir, porque algo estuvo mal, o algo faltó.
Nada de lo que haga su amigo lo hará feliz, pues le pondrá una piedra en el zapato.
“Este tipo de personas evidencian un anhelo por algo que ellos nunca fueron capaces de hacer. Por eso lo mejor es cambiar la forma de escuchar  sus opiniones sarcásticas y tener claro que cada crítica es solo una evidencia de que usted hizo las cosas bien”, indicó el psicólogo Felipe Andrés Moreno Sánchez.
3Traidor o judas
No necesita mucha descripción este tipo de amigo tóxico. Usted se voltea y ya está acabando con su imagen. Es completamente falso y poca confianza le genera.
Pero, ¿cómo abordarlo?
La clave está en ser prudente. Recuerde que la prudencia hace verdaderos sabios. Esta es la recomendación dada por el psicólogo Felipe Andrés Moreno Sánchez.
“No deberíamos tener este tipo de amigos, por lo general son compañeros con máscaras y ante ellos la mejor arma es saber qué decir. Sea  precavido para que nada sea usado en su contra.  Para que no lo ataquen, sepa callar y así vencerá cualquier intención de que le hagan daño”, enfatizó Moreno Sánchez.
4El rival
Quizá no es un mal amigo, pero es una persona que vive compitiendo con usted. Se evidencia porque pasan pocas horas para decirle “yo también compré un carro con estas y estas características”, “yo también acabo de llegar de viaje de…”, “en el trabajo a mí también me ascendieron…”.
Ante este tipo de personaje, usted debe hacer una lectura positiva. El psicólogo Felipe Andrés Moreno Sánchez lo invita a darse por bien servido, pues usted está siendo el punto de referencia de su amigo.
“Tome ese comportamiento como un halago, pues usted es una referencia positiva para ese amigo, es el ejemplo a seguir, la guía. Es una admiración, entonces no se debe tomar con desagrado, pues esa persona también se está midiendo a sí misma y dándose cuenta que si usted puede, él o ella también puede”, enfatizó Moreno Sánchez.

Publicada por: PAOLA BERNAL LEÓN
Tags ›
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.