Martes 29 de Julio de 2014 - 12:01 AM

Plantas medicinales para cultivar en casa

Muchas de estas plantas son fáciles de sembrar y cuidar, y son ideales para curar dolencias, por eso un pequeño boticario puede ser una alternativa fácil y económica para tener en casa.

Comparta este artículo ›

Al enfermarse seguramente recurre a un medicamento, pues prontamente lo aliviará y la dolencia pasará, pero muchas veces no es necesario recurrir a a las drogas alopáticas, pues existen remedios naturales, efectivos y que puede tener a la mano: las plantas medicinales.

Así que ya sabe, el cultivo puede estar a su alcance, solo necesitará un poco de espacio del jardín o patio de la casa. En caso de no tenerlo, en una matera realizar las labores de jardinería y comenzar la siembra; pero recuerde, elija únicamente las que le sirvan como plantas medicinales.

Si no tiene mucho conocimiento de jardinería, lo mejor es que comience con plantas que sean sencillas de cultivar y que pueda manejar.

Laurel

Escoja plantas de laurel de verde brillante, evite las que se ven caídas, secas o cuyas hojas tengan manchas amarillas. Asegúrese de que la matera donde la plantará tenga un buen drenaje, pues las raíces se pudrirán si las deja llenas de agua. Agregue una capa (5 cm) de gravilla en el fondo de la matera, esto asegurará que la tierra drene de la forma apropiada para que las raíces no estén empapadas. Póngala en un lugar en el que reciban sol, riéguela dos o tres veces por semana

El laurel también conocido como lauredo o Loreto, es una especia digestiva que estimula el apetito, regula los movimientos intestinales y previene gases y espasmos.

“Gracias a un aceite esencial que contiene llamado cineol, es buena para las enfermedades respiratoria y tiene propiedades antibacteriana. Es un buen diurético, ayuda a eliminar líquidos. Es recomendado para mejorar la circulación sanguínea y prevenir la arteriosclerosis”, afirma la escritora de ‘Los apuntes de Cata’.

Romero

El romero también es conocido como rosa marina, hierba de la corona y rocío del mar. Es ideal para el funcionamiento digestivo, previene la acidez, los gases, ayuda en caso de intoxicación, mejora la circulación y previene la anemia, debido a su contenido de hierro.

“Ayuda a estimular el flujo sanguíneo y el vaciado durante la menstruación. Evita la retención de líquidos y la irritabilidad que se produce durante el periodo. Se recomienda tomar máximo dos tazas de infusiones al día”, dice Catalina Gómez autora del libro ‘Los apuntes de Cata’.

Asimismo, precisa Gómez, es ideal para los dolores musculares, cansancio, calambres y espasmos, desinflama y relaja. Ayuda al sistema nervioso, reanima, quita la debilidad, es vigorizante. Al mismo tiempo, limpia llagas y heridas, pues tiene propiedades antisépticas y antibacterianas. En estos casos, solo se debe echar un poco de agua de romero sobre la herida”.

Para sembrar el romero, simplemente corte una rama de aproximadamente 15 centímetros de largo y entiérrela, dejando dos terceras partes debajo del suelo. Cuide que no le llegue mucho el sol y riéguela cuidadosamente; la planta empezará a crecer vigorosamente después de seis meses.

La sábila:

El aloe vera ha sido cultivado tradicionalmente como planta ornamental. Las plantas de aloe vera florecen y crecen en climas cálidos principalmente, debe ser plantada en suelos de arena que drenen bien y requiere poca agua. Las primeras hojas podrían tardar en crecer al menos tres años.

La periodista y autora del libro ‘Los apuntes de Cata’ recomienda que cuando se vaya a cortar una rama no regarla al menos dos días antes, y hacerlo preferiblemente en la noche o temprano en la mañana. “Se deben escoger las hojas más grandes, cortarlas con un chuchillo bien afilado y desprenderla con cuidado”.

Debe ser protegida de la luz directa del sol y de la lluvia, ya que puede quemarse o pueden ponerse blandas ante un exceso de agua.

Gómez asegura que tiene componentes llamados aloemicina y alcíbar, los cuales tienen efectos antiinflamatorios y analgésicos, puede usar para la artritis, dolores musculares, heridas, golpes, picaduras de insectos. También en quemaduras de la piel, pues sus componentes actúan como generador celular, ayuda a cicatrizar, humecta y refresca.

“Y si sufre de problemas digestivos como gastritis, colon irritable o estreñimiento, debe tomar un vaso de jugo en la mañana”, aconseja Gómez.

Caléndula

En el- libro ‘Los apuntes de Cata’, se asegura que uno de los mayores beneficios de esta planta es que tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a regenerar los tejidos. Se recomienda usar cuando aparezcan moretones, quemaduras solares o para la colita de los bebés, en este caso es aconsejable poner compresas de agua de caléndula.

Esta planta es antiséptica, ayuda a sanar las llagas en la boca, las infecciones y dolores de garganta. Es buena para limpiar y desintoxicar el organismo, purifica el hígado, ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo y es antiespasmódica. Para cultivarla en casa debe sembrar las semillas de caléndula en una maceta de turba o en una bandeja, llenarla hasta los tres cuartos con un medio para comenzar las plantas. Ponga las semillas en la parte superior del suelo. Esparza un cuarto de pulgada (0,6 cm) de tierra sobre la superficie de las semillas. Rocíe ligeramente el suelo con agua. Riegue la maceta con caléndulas al menos una vez a la semana. Corte las flores marchitas para estimular la caléndula a producir más flores.

Albahaca

Albahaca o hierba real favorece la digestión, ayuda al sistema nervioso y reduce el mal aliento.

En el primer caso, afirma la escritora Catalina Gómez en su libro, es aperitiva, evita la distensión abdominal, ayuda en casos de gastritis, mejora las digestiones lentas y disminuye las nauseas.

Es buena para los nervios, estrés o preocupaciones, tiene efectos relajantes y sedantes.

Es muy sencillo plantarla, debe extraer las semillas de una planta adulta. Esta planta no resiste las heladas y se recomienda ubicarla donde reciba el sol directo e ir regándola frecuentemente. Se debe utilizar un recipiente de poca profundidad (entre 5 y 10 centímetros), lleno de tierra fresca y abonada. Las plántulas brotan entre 5 y 10 días después de la siembra.

Menta

Esta planta puede plantarse en casa en cualquier época del año. Solo necesitará semillas de menta, una matera ancha, de unos 20 centímetros de profundidad, para que le permita crecer de manera horizontal; ponga un sistema de drenaje para evitar que el agua quede estancada.

Catalina Gómez, en su libro ‘Los apuntes de Cata’, aconseja la menta para mejorar la digestión, pues ayuda a la producción de jugos gástricos y al funcionamiento del hígado. “Es antiespasmódico, antivomitiva y disminuye las nauseas y el vértigo. También se puede preparar con una infusión de menta enjuagues bucales para refrescar y disminuir la halitosis”.

La menta es antiinflamatorio y antiséptico, por lo que se recomienda para picaduras. “Tiene propiedades analgésicas, así que es buena para el dolor de cabeza, los dolores musculares y reumáticos. Se sugiere para enfermedades o molestias respiratorias, pues inhalaciones de infusión de esta planta ayuda a descongestionar”, dice la escritora.

Bióloga del Jardín Botánico Eloy Valenzuela

Alicia Rojas

¿Qué tipo de plantas tienen efectos medicinales?

Existen muchas plantas entre esas está la hierbabuena, manzanilla, romero, albahaca, entre otras. Existen plantas nativas que tienen efectos sorprendentes como el Anamú que sirve para limpiar la sangre, baja niveles de colesterol, triglicéridos; el Pirigüano es una especie que utilizan para controlar los niveles de azúcar en la sangre; Gualanday, lo utilizan para bañar a los niños cuando tienen brotes en la piel; la sinvergüenza, sirve para regular los períodos mestruales. Otra especie es la sábila, que es una de las especies que mayor utilidad tiene: se puede consumir para problemas de colon, grastritis, pulmones, la piel, el cabello.

¿Qué beneficios tiene para la salud consumir las plantas medicinales y no la droga alopática?

Toda droga alopática tiene contraindicaciones y un efecto secundario. Ejemplo, un analgésico para el dolor que si se toma por mucho tiempo le va a dar gastritis y terminará en una úlcera, mientras que los naturales son más suaves, pues es la sustancia pura sin procesos químicos y cumplen la misma función curativa que la medicina. Claro que al igual que con el medicamento, tienen que tomarse determinadas dosis, no se puede abusar del consumo porque se puede intoxicar. También se tiene que tener en cuenta que no todas las plantas se pueden tomar libremente porque causan problemas.

¿Cómo cultivar plantas medicinales en casa?

Lo más recomendable es tenerla en matera, con buen abono, con frecuencia de agua, con la menor cantidad de químicos para tratar de que esté natural, eso es lo mejor.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.