Martes 21 de Octubre de 2014 - 12:01 AM

La playa, para disfrutar y preservar

Según el Programa para el Medio Ambiente de Naciones Unidas, hay un promedio de 13.000 piezas de plástico flotante por cada kilómetro cuadrado de océano

Comparta este artículo ›

Dentro de poco inician las vacaciones de fin de año, y es probable que su destino para ir a descansar en familia sea la playa. Y como no preferirlo, si pasar los días junto al mar, el sol, la brisa y el ruido de las olas permite tener y disfrutar de unas merecidas y satisfactorias vacaciones.

Ahora la pregunta es: cuando visita estos lugares ¿tiene buenas prácticas con este pedacito del entorno?

Es recurrente visitar las playas y ver que en ellas no solo abundante gente, sino también abundante basura, dentro y fuera del mar. Esta triste imagen es más frecuente de lo que se piensa. ¿Cuándo se va de vacaciones también deja en descanso su interés por preservar el medio ambiente? o ¿Acaso piensa que no es su ciudad, su espacio, y por eso no debe cuidarlo?

Usted es turista y más que nadie debe cuidar y preservar el espacio donde estuvo, para que cuando regrese pueda seguir disfrutándolo. Por eso, cuando recoja la toalla no olvide también recoger la basura que generó, con esto no alterará el paisaje ni el ecosistema.

Contribuya con sus actos, así el mar, la playa y la arena le regalarán momentos placenteros e inolvidables.

El joven holandés que está obsesionado con sacar el plástico del mar

Boyan Slat tiene 20 años y una meta definida: limpiar los océanos de basura plástica. Durante su adolescencia pasó horas tratando de buscar la mejor forma de hacerlo hasta que se le ocurrió como.

La idea se le ocurrió a los 16 años cuando estaba buceando en Grecia. “Vi más bolsas plásticas que peces”, cuenta. Pero lo que más le sorprendió fue que nadie pensaba que el problema era solucionable.

El proyecto consiste en distribuir una serie de barreras flotantes, ancladas al fondo del mar, para encerrar la basura flotante. El plástico se movería a lo largo de estas barreras hacia una plataforma, desde donde se podría extraer fácilmente.

Cabe mencionar que la mayoría de los plásticos -el 80%- viene de los desechos que se producen en tierra y se cuelan por los desagües, de ahí llegan a los ríos hasta que finalmente alcanzan el mar.

Las corrientes marinas arrastran los plásticos, que se congregan en cinco sistemas conocidos como remolinos, en los principales océanos. El más famoso es conocido con el nombre de ‘Gran mancha de basura del Pacífico’, localizado entre Hawái y California.

Consejos para resguardar las playas

1 Respete el entorno en el que se encuentre. No arranque plantas, no moleste ni se lleve animales marinos.

2 No deje basura, utilice los contenedores separándola si es orgánica o no. Si es necesario lleve su basura al terminar la jornada y arrójela siempre en un contenedor.

3 No vierta líquidos contaminantes en el mar.

4 Si fuma, guarde las colillas en una bolsa, deposítelas en una cesta de basura. Las colillas no son biodegradables y pueden permanecer hasta 2 años en las playas.

5 Ahorre agua en las duchas de la playa. Permanezca bajo la ducha el tiempo justo para quitarse la arena.

6 Utilice medios de transporte ecológicos. Caminando o en bicicleta, esto también lo pondrá en contacto con la naturaleza antes de llegar a la playa.

7 No practique la pesca fuera de las zonas donde está permitido.

8 Si bucea, no toque ningún animal ni ninguna planta. Respételos, déjelos vivir tranquilos y observe cómo se relacionan entre sí en perfecta armonía.

Laurence Maurice

Hidrogeoquímica ambiental AFP

Unos 1,5 millones de aves, peces, ballenas y tortugas mueren al año por desechos plásticos en el mar. Y el problema puede agravarse: según estudios científicos divulgados en Quito, cinco “islas” de esos residuos flotan en los océanos Pacífico, Atlántico e Índico.

“Cada año los plásticos (en el mar) matan a 1,5 millones de animales”, señaló Laurence Maurice, del Instituto de Investigación para el Desarrollo, IRD, de Francia. “En el Pacífico Norte, 30% de los peces han ingerido plástico en su ciclo de vida”, agregó. Durante la Semana del Agua, organizada por la embajada francesa en Quito, Maurice, directora mundial de investigación del IRD, presentó estudios recientes sobre lo que llama “el séptimo continente”: masas no compactas de desechos plásticos que están a la deriva en los tres principales océanos.

“La (isla de desechos) del Pacífico es la más grande. Las otras son un poco menores”, dijo la experta en hidrogeoquímica ambiental.

Un artículo publicado en 2012 por expertos de la Universidad de California, en el periódico Biology Letters de la sociedad de investigación británica Royal Society, ya advertía que estos residuos de microplástico -partículas menores de cinco milímetros- conformaban una “sopa mortal” para el ecosistema marino.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.