Martes 15 de Marzo de 2011 - 12:01 AM

Especies domésticas, ¿cómo protegerlas y no excederse con ellas?

El nombre de domésticos lo reciben los animales que históricamente han convivido con humanos. Los más comunes son perros, gatos, hámsters y algunas variedades de peces y aves.

Comparta este artículo ›

Carolina Ardila
Miembro de la escuela de adiestramiento a mascotas ‘Educan’
¿Qué cosas debemos y no debemos hacer? Los animales domésticos requieren determinados cuidados entre los que se destacan su alimentación e hidratación. Teniendo en cuenta que dependen 100% de los seres humanos porque han perdido su agilidad para velar por ellos mismos, están acostumbrados a  depender de órdenes y recibir afecto. Aunque muchas veces se recuperan después de perder su núcleo tradicional, suele ser complicado para este tipo de animales asumir nuevas costumbres o conformarse a un espacio sin atenciones. Es importante rechazar el abandono a las mascotas y mucho más si han estado años con una familia; desampararlas simboliza un acto inhumano pues no saben cómo reaccionar ante un nuevo ambiente. Defenderse de los peligros de la calle o el campo se convierte en un desafío para  los animales, y se conocen muchos casos en los que no soportan el abandono y mueren.
¿Qué cuidados necesitan? Es preciso estar pendientes de los alimentos que ingieren, el aseo temporal según indique el veterinario y según el tipo de mascota, suministrarles el tratamiento apropiado contra los parásitos o bacterias, llevar un itinerario de las vacunas, proporcionar en especies como perros y gatos juguetes que no los lastimen, y acondicionar un lugar seguro para que descansen.
¿Cómo podemos educarlas? Procurando estrategias que no signifiquen humillación o maltrato físico. Esto se logra realizando actividades provechosas para el animal que provoquen agrado al obedecer. Lo fundamental en esta etapa es ser persistente y no desesperarse en el proceso de aprendizaje de la mascota.
¿Qué cosas se consideran un abuso? Maltratarlos física y sicológicamente, mantenerlos en estados indignantes como por ejemplo encerrados amarrados o en condiciones higiénicas no adecuadas,  no alimentarlos adecuadamente, no administrarles el tratamiento veterinario apropiado o abandonarlos cuando estén enfermos.
Las prácticas vanidosas como pintarles las uñas, amarrarles cintas al pelaje, ponerles perfume, entre otras, son dañinas en algunos casos porque les podemos afectar con los químicos de los productos, a largo plazo es posible llegar a causarles daños severos en la piel y los ojos, además de envenenamientos e incluso la muerte.
Para evitar que situaciones así ocurran se debe recurrir a la asesoría de un experto y utilizar cosméticos elaborados específicamente para animales.
¿Hasta que punto es bueno humanizar a las mascotas? Los animales no deben ser tratados como niños, este es el problema que generalmente se presenta con los perros. El consentirlos demasiado genera la interpretación de que el humano desea que asuman el liderazgo, es entonces cuando se comportan agresivamente y causan dificultades para convivir en sociedad.

Publicidad
Publicada por: ANA KATHERINE TORO
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.