Martes 03 de Mayo de 2011 - 12:01 AM

Virus del papiloma humano: la vacuna no es suficiente

Cualquier persona con algún tipo de actividad sexual que implique contacto genital podría contagiarse por el VPH. Es posible contagiarse con el virus sin tener relación sexual con penetración.

Comparta este artículo ›

Tomada de Internet / VANGUARDIA LIBERAL
Las tasas de incidencia y mortalidad por cáncer de cuello uterino en Colombia se encuentran por encima del promedio suramericano.
(Foto: Tomada de Internet / VANGUARDIA LIBERAL)

Debido a que muchas personas que tienen el VPH no presentan ningún signo o síntoma, pueden transmitir el virus incluso sin saberlo.
El VPH es altamente contagioso, así que es posible contagiarse al exponerse al virus una sola vez. Se calcula que mucha gente se contagia con el VPH en los primeros 2 a 3 años de haber iniciado su actividad sexual.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, dos terceras partes de las personas que tienen contacto sexual con una persona infectada desarrollarán una infección por el VPH en 3 meses.
Por eso y aunque parezca un cliché, es importante mantener una sexualidad responsable y consciente de los riesgos de las enfermedades de trasmisión sexual. También es importante hablar con la pareja sobre las prácticas sexuales que se realizan y si existe algún peligro de padecer alguna enfermedad.
Los controles periódicos son claves y la higiene permanente son claves a la hora de prevenir el virus del papiloma humano. 


Se puede detectar tempranamente
Alejandro López Saavedra
Ginecólogo
“El  cáncer  cervicouterino es la segunda causa de muerte por neoplasias malignas en la mujer. Sin embargo, gracias a la citología y a la histopatología se le puede detectar tempranamente y tratar oportunamente, reduciendo el impacto de esta enfermedad. Sumado a estas medidas, el panorama se torna más favorable al contar ahora con vacunas que prometen disminuir este cáncer, especialmente en los países  que presentan mayor número de casos. La relación entre el cáncer cervicouterino y el virus del papiloma humano, propuesta a principios de los años 80’s por el doctor Harald zur Hausen, continúa siendo hoy explorada por diversos estudios. Algunos de los resultados se exponen en la presente revisión, lo que nos ayuda a tener una mayor comprensión de la biología del virus y de su papel en la carcinogénesis. La suma de estos estudios ofrece un panorama más detallado de la biología del virus, de nuevas interacciones de éste con la célula hospedera, de la importancia de las variantes virales y de posibles blancos terapéuticos; lo que hace que la relación entre el cáncer cervicouterino  y  el  virus  del  papiloma  humano, sea una historia que no termina”.


Lo que puede hacer
1 Asistir anualmente al control ginecológico.
2 Cumplir con las citologías anualmente como parte de su control anual.
3 Mantener una sexualidad monógama y evitar la promiscuidad.
4 Usar preservativos en relaciones nuevas o contactos casuales.
5 Hablar con su pareja sobre las enfermedades de transmisión sexual.
6 Vacúnese contra el VPH cuando haya disponibilidad de la vacuna.


Síntomas
1 Las verrugas genitales: aparecen en las zonas genitales como pequeños granitos individuales o en grupo. Pueden ser pequeñas o grandes, planas o elevadas o en forma de coliflor. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una pareja infectada, aun cuando esta persona no tenga signos de verrugas genitales.
2 El cáncer de cuello uterino: no presenta síntomas sino hasta que está en una etapa avanzada. Es importante que las mujeres se realicen periódicamente pruebas de detección del cáncer de cuello uterino.
3 Cánceres de vulva, vagina, pene, ano y cabeza y cuello pueden no presentar signos o síntomas sino hasta que estén avanzados y sean difíciles de tratar.
4  La papilomatosis respiratoria recurrente o PRR causa el crecimiento de verrugas en la garganta. Algunas veces puede bloquear las vías respiratorias, causando ronquera o dificultad para respirar.


Prevención
1 Prevención de verrugas genitales: las verrugas genitales pueden ser una causa que incida en la formación del virus. La vacuna (Gardasil) protege a hombres y mujeres contra la mayoría de las verrugas genitales.
2 Prevención del cáncer de cuello uterino: Existen dos vacunas (Cervarix y Gardasil) que pueden proteger a las mujeres contra la mayoría de los cánceres de cuello uterino. También se realizan pruebas de detección periódicas y el seguimiento de los resultados anormales.
La prueba del ADN del VPH, que puede detectar VPH en el cuello uterino de la mujer, se puede usar en algunos casos en combinación con la prueba de Papanicolaou.
3 Prevención de los cánceres de pene y de ano: algunos especialistas recomiendan pruebas anuales de Papanicolau para detectar cáncer de ano en hombres homosexuales y bisexuales y en personas que tienen el VIH.
4 Prevención de los cánceres de cabeza y cuello: hay pruebas que pueden realizar los médicos especialistas en personas  con posibles síntomas de estos cánceres.
5. Prevención de la PRR: No se recomiendan las cesáreas en las mujeres que tienen verrugas genitales como medida para prevenir la transmisión de PRR o papilomatosis respiratoria recurrente a sus bebés. Esto se debe a que no se sabe muy bien si el parto por cesárea previene la PRR en bebés y niños.

Publicidad
Publicada por: BELKYS P. ESTEBAN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.