Jueves 08 de Noviembre de 2018 - 09:26 AM

PAE de Santander se raja, el de Bucaramanga sí pasó el examen

El Programa de Alimentación Escolar, PAE, de Bucaramanga sacó una buena nota; mientras que el PAE de los otros 82 municipios no certificados de Santander se rajaron de manera estrepitosa. Conozca en este informe las evaluaciones de los dos planes.

Comparta este artículo ›

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
PAE de Santander se raja, el de Bucaramanga sí pasó el examen
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)

Dos calificaciones muy distintas presentan las evaluaciones de los denominados Programas de Alimentación Escolar, PAE, en la capital santandereana y en el Departamento de Santander.

El primero de ellos pasa el examen con porcentajes de calificación superiores al 90%; el segundo, lo reprueba de manera estrepitosa con porcentajes que escasamente llegan al 48.9%.

El tema es grave en la región si se tiene en cuenta que afecta a los niños de los 82 municipios no certificados de Santander.

Las notas aquí reseñadas fueron presentadas ayer, en la Cámara de Comercio, en el marco de las veedurías que de estos planes hace el Comité de Transparencia por Santander.

Según María Juliana Acebedo, directora del citado comité, “debido a la falta de planeación de la Gobernación y las denuncias interpuestas en torno al PAE, el Programa no se ha podido ejecutar tal y como se esperaba”.

De hecho, de 180 días de suministro de los almuerzos y refrigerios en la región solo se pudo suministrar 59 días; es decir, las niñas y los niños en Santander no tuvieron su alimento durante 121 días calendario escolar”.  

Es importante recordar que el PAE es una estrategia del Gobierno Nacional para la permanencia de los niños en las aulas. Así las cosas, es posible que se haya aumentado la deserción escolar por esta causa. Lamentablemente la Secretaría de Educación no tiene los datos actualizados para este caso.  

“El Comité Transparencia por Santander ha hecho las advertencias oportunas de este panorama, pero no han sido tenidas en cuenta por parte de la Administración Departamental”, aseguró Acebedo.

Recordó que desde 2016 se realiza la veeduría técnica, administrativa, financiera y jurídica al PAE en Santander (82 municipios no certificados) y Bucaramanga, en sus etapas precontractuales y contractuales.

Desde entonces se han realizado las denuncias pertinentes a los entes de control competentes y a la opinión pública, debido a las constantes fallas por parte de la Gobernación de Santander y contratistas en la ejecución de tan importante programa para la alimentación de más de 135.000 niños por día;  un contrato por un valor cercano a los $80.000 millones.

¿Y en el caso de Bucaramanga?

Aquí el suministro del PAE beneficia a 32.414 niños por día.

Y gracias a las alertas oportunas de esta veeduría, el Municipio ha podido implementar los planes de mejoras necesarios para tener un suministro óptimo del alimento; además,  tras las sugerencias realizadas por el equipo veedor, se lograron identificar las debilidades en infraestructura educativa en Bucaramanga, relacionadas con comedores y cafeterías.

De igual forma  la  Alcaldía  desarrolló mejoras importantes en algunos colegios; todavía esta pendiente lograr una infraestructura adecuada en la totalidad de las instituciones educativas.

Escándalo nacional

Tras los constantes escándalos de corrupción que rondan al Programa de Alimentación Escolar es preciso convertirlo en Política de Estado, se escuchó ayer en la presentación de los indicadores del PAE.

Huevos a $1.600, panes a $800 y pechugas de pollo a $60.000 son algunas de las irregularidades que han salido a la luz y que han evidenciado en los contratos los sobrecostos de los alimentos.

En un balance, dado por la Fiscalía,  se reveló que son alrededor de 24 los departamentos afectados por la corrupción en programas del Gobierno destinados a los niños; entre ellos están: Córdoba, Sucre, Chocó, Norte de Santander; Valle, La Guajira, Bolívar e inclusive Santander.

Eduación, en alerta naranja

Aunque con mejoras en cobertura, en eficiencia para algunos municipios, menos estudiantes que pierden el año y con retención relativa, el informe presentado por el Programa Bucaramanga Metropolitana Cómo Vamos, BMCV, evidencia indicadores de calidad negativos en los 4 municipios del área.
Según Yani Lizeth León Castañeda, directora de ese programa, “en el sector educativo, aún queda un amplio camino por recorrer.

De acuerdo con los indicadores, “en materia de cobertura neta, indicador que mide si los niños y adolescentes están accediendo al sistema educativo de manera oportuna, se han alcanzado logros importantes en primaria, particularmente en Piedecuesta y Floridablanca municipios que registraron en el año 2017 las coberturas más altas en los últimos 10 años. Estos municipios, junto con Bucaramanga cumplen el referente de Ciudades Sostenibles y Competitivas de tener una cobertura neta en este nivel del 95%.

En el resto de niveles educativos, los mandatarios de las cuatro ciudades deben redoblar acciones para aumentar sus coberturas, especialmente en los niveles de transición y educación media: en el nivel de transición Bucaramanga, Floridablanca y Piedecuesta logran coberturas entre 70% y 73% cuando el referente de Ciudades Sostenibles y Competitivas estipula una cobertura por encima de 90%.

En educación media (10° y 11°) estos tres municipios registran coberturas entre 51% y 58% cuando lo ideal es alcanzar por lo menos 70%.

En Girón, los esfuerzos por ampliar las coberturas deben ser mayores, ya que esta es la ciudad más atrasada en la materia.

En materia de eficiencia escolar, que mide si los estudiantes logran terminar el año escolar sin mayores retrasos, se registran desmejoras en repitencia tanto en Bucaramanga como en Girón, especialmente en este último que registra una tasa de 8,2% cuando el Plan de Infancia y Adolescencia estipula que esta tasa no pase de 1,6% y en deserción escolar los 4 municipios presentan tasas por encima de 2%, con desmejoras en el año 2017 en Piedecuesta y Girón.

Especial atención debe recibir el área de matemáticas que si bien, las cuatro ciudades están por encima del promedio nacional, se encuentran muy por debajo del referente de Ciudades Sostenibles y Competitivas, donde se considera un desempeño apropiado que el 83% de los estudiantes alcance niveles satisfactorio o avanzado. En los cuatro municipios en los grados quinto y noveno, menos del 50% alcanzan los desempeños deseables.

Publicidad
Publicada por: Euclides Kilô Ardila
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.