viernes, 30 julio 2021
viernes 21 de mayo de 2021 - 12:00 AM

$800 millones en pérdidas dejan los daños en las instalaciones de la UIS, tras las protestas

La Universidad Industrial de Santander, UIS, entregó el más reciente balance de los daños ocasionados por encapuchados durante las últimas manifestaciones, en el marco del paro nacional.
Escuchar este artículo

Las instalaciones de la Universidad Industrial de Santander, UIS, siguen siendo el blanco de acciones vandálicas y han llevado la peor parte de las manifestaciones ocurridas ‘por fuera y por dentro’ de la institución, con motivo de las protestas sociales que se han adelantado durante las últimas semanas en Bucaramanga.

Tales acciones han desencadenado en daños contra la UIS y, de acuerdo con el estimado oficial que entregó ayer el centro de educación superior, ya dejan pérdidas representadas en $800 millones.

Así lo informó Iván Augusto Rojas Camargo, jefe de la División de la Planta Física de la UIS, al tiempo que señaló que “el balance se queda corto si se tiene en cuenta que los alrededores de la universidad también sufrieron daños y ellos aún no han sido cuantificados”.

Vale recordar que los vecinos del sector de la Universidad también han reportado que varios de los manifestantes, usando piedras y otras armas, se han ido lanza en ristre contra las viviendas y locales comerciales de este sector, adscrito a la Comuna Tres de Bucaramanga.

Rojas Camargo recalcó que el estimativo se desprende de las evaluaciones de pérdidas que han dejado tres tomas específicas: las del 1, 2 y 19 de mayo, fechas en las que se han registrado las mayores alteraciones en el marco del paro nacional.

Además de grafitis en diferentes áreas de mobiliario, afectaciones en la entrada del centro educación superior y en la misma portería, se suman los daños que tuvieron una decanatura, el edificio administrativo y ocho oficinas, así como el sistema híbrido para las clases virtuales que se cumplen en la UIS.

Durante la noche del pasado miércoles, 19 de mayo, sufrieron grandes pérdidas cerca de seis edificios de la institución y los equipos de la Escuela de Biología.

A juicio de Rojas Camargo, “los daños más grandes registrados hasta el momento fueron los de las cámaras termográficas que la universidad utiliza para la detección de la comunidad universitaria, al igual que los torniquetes de la entrada”.

Vale recordar que, por estos hechos de vandalismo, hasta el momento la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Mebuc, confirmó la captura de tres personas.

Las alteraciones del orden público le pasan ‘la cuenta de cobro’ a la institución.

Y de acuerdo con un informe preliminar de Defensores de Derechos Humanos, en medio de las tensas situaciones que se han vivido en la UIS, han resultado 20 personas heridas, las cuales tuvieron que ser atendidas por los brigadistas en el Centro de Atención médica temporal que fue instalado dentro del campus universitario.

Si bien el Consejo Académico de la UIS reconoce el derecho a la protesta, también “rechaza las posturas violentas de individuos cuyas acciones desdicen de la naturaleza pacífica que debe primar tanto en el espacio público como en el universitario mismo. La defensa de la Universidad es un deber ético, político y ciudadano que nos concierne a todos”, agregó el funcionario.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también