martes, 15 junio 2021
viernes 27 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Animales están cada vez más desamparados

En el área no hay cifra oficial actualizada de abandono de perros y gatos. Aunque se tienen propuestas para garantizar su asistencia y mitigar el problema de sobrepoblación, ninguna está materializada.
Escuchar este artículo

Durante los últimos años, gran parte de los proyectos que, desde el sector oficial, se han presentado para garantizar el bienestar de los animales desprotegidos en el área metropolitana de Bucaramanga, se han quedado en una simple intención. Por alguna razón, se terminan ‘ahogando’ en el proceso.

El más reciente y polémico fue la no aprobación del proyecto de acuerdo que se debatía en el Concejo de Bucaramanga para promover y asegurar la protección animal en la capital santandereana.

A través de esta iniciativa, liderada por el concejal Danovis Lozano, se pretendía la creación de un consejo municipal de protección y bienestar animal; asimismo, se abría la puerta para que los estudiantes de educación media de las instituciones educativas oficiales pudieran adelantar sus horas de servicio social obligatorias en refugios y hasta se garantizaba la construcción del Centro de Bienestar Animal y la prohibición del sacrificio animal como forma de control de natalidad y la promoción de la adopción responsable.

Según un censo realizado en 2010, tan solo en el área urbana de la ciudad se tenían más de 31 mil perros y más de 7 mil gatos. Para 2019 ya se tenía una sobrepoblación, las cifras estaban duplicadas.

Y si bien esta problemática ha conllevado a que se organicen campañas, actividades y se creen emprendimientos para ayudar a estos animales, los refugios están saturados y muchos de sus propietarios sienten que la situación se les sale de las manos porque el hacinamiento desencadena momentos críticos para una atención de calidad.

Le también: La violencia contra la mujer en Santander no tiene pausa

No se construyó

En Floridablanca, desde 2017, se intentó construir lo que sería el primer Centro de Bienestar Animal, pero hoy es un ‘elefante blanco’ más de este municipio. Y aunque se intentan buscar respuestas sobre esta obra que fue contratada por la Administración Municipal, por más de mil millones de pesos, no es posible. Ni el alcalde Miguel Ángel Moreno Suárez, ni sus funcionarios contestan llamadas y mensajes.

El proyecto fue registrado en junio de 2017 ante la Oficina Asesora de Planeación con un valor de $1.011 millones; pero, en septiembre de 2018, su valor se actualiza superando los $2.661 y en julio de 2019 se efectúa una nueva actualización, por vigencia y valor, estableciéndose que su costo es de $1.512 millones.

Vanguardia pudo establecer que desde el 6 de diciembre de 2019, las intervenciones en la zona fueron suspendidas, según el acta firmada, debido a que se necesitan nuevos diseños arquitectónicas, estructurales, hidráulicos, sanitarios, eléctricos y una nueva distribución de áreas en el primer piso administrativo. No obstante, se requirieron $480 millones

Cabe resaltar que esta infraestructura, ubicada en el costado norte del Estadio Álvaro Gómez Hurtado, además de pretender brindarle protección y atención médica - veterinaria a caninos, felinos, bovinos, caprinos y algunas especies de la fauna silvestre que fueran abandonadas o incautadas, iba a propiciar espacios de práctica universitaria.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también